Comerciantes y vecinos han protestado este sábado por la mañana por el cierre del tráfico en Via Laietana los fines de semana. Los responsables consideran que la clausura de esta arteria principal ha sido una decisión unilateral y totalmente improvisada del Ayuntamiento, sin realizar una consulta previa a los residentes y entidades comerciales de la zona. La iniciativa ha tenido un impacto muy negativo en las ventas y en la movilidad de la zona.

Según Barna Centre, una de las asociaciones que ha apoyado la concentración, han tomado parte tres mercados y 16 colectivos de barrios del centro, entre otros. "No es el momento ni la manera", ha difundido Barna Centre a través de Twitter. En la manifestación había representantes de Born Comerç, Born Gourmet, el mercado de Santa Caterina, amigos y comerciantes de la plaza Reial y Barcelona Oberta.

APOYO DE JUNTSXCAT

La protesta ha estado apoyada por los concejales de JuntsxCatalunya, Francina Vila y Jordi Martí. El partido que lidera Elsa Artadi considera que este corte es perjudicial y se tiene que repensar. A través de las redes sociales, la formación política ha dicho que el cierre de esta calle al tráfico "mata el comercio y complica la movilidad de los vecinos".

Vecinos y comerciantes opina que la clausura de la calle durante los fines de semana, que en el conjunto de la ciudad tiene un coste de 1,2 millones solo en vigilancia, ha anulado varias paradas de bus y dificulta el acceso al Hospital del Mar y a la Barceloneta. También supone un serio problema para el acceso de los clientes a los comercios de la zona, donde ya han cerrado un 25% de los estalecimientos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.