ARCHIVADO EN:

El hartazgo ciudadano por la presencia de carteristas está llegando a límites insospechados. De forma casi diaria, trascienden vídeos donde ciudadanos anónimos se enfrentan a ladrones de todo tipo por las calles de Barcelona.

Uno de los colectivos más afectados por la actividad delincuencial de los carteristas son los comerciantes. Incluso algunos locales han contratado seguridad privada para disuadir a los ladrones que acechan las terrazas de bares o que incluso se adentran en el interior de los comercios para robar. Pero quienes no pueden contratar a vigilantes deben hacer frente a los carteristas ellos mismos. 

EXPULSADO A PATADAS

Este es el caso de un comerciante de origen chino de La Barceloneta que, harto, expulsó a un carterista entre empujones, puñetazos y patadas de los alrededores de su comercio. La escena se remonta al sábado 13 de julio, aunque es ahora cuando han trascendido las imágenes.

En las mismas, se puede observar como el ladrón se aleja de las terrazas de unos restaurantes tras ser descubierto por uno de los camareros. Mientras se marcha, uno de los comerciantes lo persigue y lo saca a empujones. Arrinconado contra una pared, el carterista recibe varios golpes, hasta que el ciudadano de origen chino lo deja marchar.