ARCHIVADO EN:

Hace unos meses, un gran cartel anunciaba la reforma de la plaza de Sant Miquel, en el barrio del Gòtic. No hace demasiado, la publicidad con el calendario de las obras desapareció. El PSC acusó al gobierno de Ada Colau de recortar en proyectos del Pla de Barrisla alcaldesa fue reprobada por esta cuestión en el pleno.

Pero el Ayuntamiento asegura que, en este caso, la trabajos se mantienen y que empezarán tras Semana Santa, concretamente el día 24 de abril. Dicho de otra manera, la remodelación de la plaza de Sant Miquel se inicia a un mes de las elecciones y Colau se gasta en ella dos millones de euros. La reforma se prolongará durante todo este año y la transformación de la plaza debería estar lista a principios de 2020.

Tras el anuncio del Ayuntamiento del arranque de las obras, el grupo municipal del PDeCAT ha criticado a Colau que los trabajos se hagan ahora, en plena campaña electoral. El número 9 de la lista de Quim Forn, Joan Rodríguez, ha recordado que las obras se han retrasado dos veces este mandato y que tenían que estar listas ya en 2018.

MÁS DE 4.000 METROS DE SUPERFICIE

La actuación municipal supondrá la actuación sobre 4.317 metros cuadrados. El objetivo es que la plaza de Sant Miquel, situada justo detrás de la plaza de Sant Jaume y del Ayuntamiento, es ampliar los usos vecinales, la zona verde y el espacio de juegos; reorganizar la circulación y el aparcamiento de vehículos; e introducir mejoras en la iluminación, el sistema de recogida de aguas y la señalización. Las terrazas podrán mantener el mismo espacio que tiene ahora, informan fuentes municipales.

La superficie destinada a juegos y el espacio de estancia se doblará, y se incrementará la vegetación y las zonas de pavimento blando o de tierra. La transformación mantendrá la prohibición de aparcar en el centro de la plaza, tanto a los vehículos de cuatro ruedas como a las motos, y la circulación será en un único sentido de circulación. Los coches que utilizan los regidores para salir del Ayuntamiento lo hacen a través de esta plaza. 

PROBLEMAS CON DROGADICTOS

El pasado lunes, el gobierno municipal citó a los vecinos a una reunión en el centro cívico Pati Llimona para informarles del calendario de las obras. La consejera del PP, Elisabeth Jiménez Cara, ha mostrado su preocupación porque no se valle la zona de juegos infantiles no se valle y no cuente con vigilancia nocturna. Ante el aumento de drogadictos de los últimos dos años en Ciutat Vella, algunas zonas infantiles del distrito, como la de la plaza de Salvador Seguí del Raval, han amanecido en ocasiones con jeringuillas.