ARCHIVADO EN:

Barcelona está situada internacionalmente como una de las ciudades predilectas para adquirir una vivienda a modo de inversión. Pese a los acontecimientos sucedidos durante los últimos años, el interés en la capital catalana continúa vigente, una tendencia que se plasma en mayor medida en determinados distritos.

A la cabeza de esta demanda se encuentra Ciutat Vella que, según la inmobiliaria Engel & Völkers, es el distrito favorito de la ciudad para realizar compras de residencias a modo de inversión.

26% DE INVERSIÓN

El distrito de Ciutat Vella está a la cabeza en la adquisición de viviendas como inversión, con un 26% de las operaciones destinadas a esta finalidad. El Gòtic, el Raval, la Barceloneta y el Born tienen una alta demanda por parte de estos compradores, muchos de ellos internacionales.

El interés por los edificios antiguos, fincas clásicas con elementos originales, suelos hidráulicos y volta catalana, son los principales atractivos para los inversores, un hecho al que se suma la céntrica ubicación de la que disponen.

El precio medio de los inmuebles en Ciutat Vella finalizó 2019 en 4.085 euros por cada metro cuadrado.

SANT MARTÍ Y GRÀCIA, DESTACADOS

Junto a Ciutat Vella, los distritos barceloneses con un mayor interés en la inversión aplicada a la vivienda son Sant Martí, con un 13% de compras, y Gràcia, con un 10% de operaciones.

La zona costera en un ambiente urbano es el principal atractivo del distrito barcelonés potenciado por la torre Glòries, mientras que la variedad de servicios que ofrece Gràcia facilita que muchos compradores se decanten por esta opción.

Las diferentes ventajas que ofrecen se traducen en precios por metro cuadrado distintos. En el distrito ubicado por encima de la avenida Diagonal el coste ascendió hasta los 4.300 euros el pasado año, mientras que en Sant Martí la media se estableció en 4.170 euros.

HORTA-GUINARDÓ, MENOR INVERSIÓN

Con tan solo un 3% de compras destinadas a la inversión y el metro cuadrado de propiedad a 3.020 euros, Horta-Guinardó se sitúa como uno de los emplazamientos menor deseados para realizar estas operaciones. Tan solo zonas como Nou Barris, donde este interés de inversión es mínimo, quedan por detrás.

A medio camino se encuentran Les Corts (8%)Sant Andreu (7%) y Sarrià-Sant Gervasi (6%), con un precio por cada metro cuadrado de 4.890, 2.900 y 5.010 euros respectivamente.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.