El Ayuntamiento de Barcelona instalará 13 nuevas cámaras para la vigilancia de los delitos en Ciutat Vella. El consistorio ha licitado el contrato, este 13 de mayo, en plena pandemia, por un valor de 148.483,90 euros (179.665,52 euros con IVA). La iniciativa se engloba dentro del proyecto Secur Cities de la Unión Europea sobre seguridad pública que también se está desarrollando en Lyon para hacer frente a "amenazas terroristas y otros incidentes críticos". En distintos puntos de la ciudad ya hay instaladas cámaras de seguridad, también en Ciutat Vella. Las cámaras se deben colocar entre el 30 de junio y el 31 de diciembre

Licitación del contrato de las cámaras / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Licitación del contrato de las cámaras / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Los aparatos se pondrán en cinco ubicaciones distintas del distrito. En la confluencia de la Rambla con la calle de Pelai hay actualmente una cámara y la intención del Ayuntamiento es colocar otras tres. También se pondrán otras dos en el popular paseo barcelonés, a la altura del metro Liceu. En este emplazamiento ya existen otros dos aparatos de videovigilancia, según los datos que figuran en el contrato de licitación.

Ubicación de las cámaras de Rauric con Ferran / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Ubicación de las cámaras de Rauric con Ferran / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

EN LA RAMBLA CON DRASSANES

Otro lugar donde el Ayuntamiento montará las cámaras será en la Rambla con la avenida de Drassanes, donde ya existe una y se instalarán otras tres. La concejalía de Seguridad y Prevención que dirige Albert Batlle opina que otro de los puntos conflictivos es la confluencia de las calles de Ferran con Rauric, donde hay cuatro aparatos que serán sustituidos por otros de nuevos. Finalmente, en la plaza de l'Àngel con la calle de Princesa, donde ya hay una cámara, se instalará una segunda.

El objeto del contrato es "la mejora de la calidad de las imágenes captadas". Alguna de las cámaras actuales de CCTV serán sustituidas, además de instalar otras de alta definición. En el pliegue técnico del contrato también se explica que actualmente en la calles de Barcelona hay dos tipos de cámaras distintas, las de movilidad y las de seguridad. Con las mejoras tecnológicas que se introducirán en el sistema, "el driver que se desarrollará, según el protocolo entregado, permitirá acceder a las cámaras de movilidad, como si fuera una cámara más del sistema de seguridad"

NORMATIVA ESTRICTA Y TRÁMITES LARGOS

En la comisión de Seguridad del pasado febrero, Batlle dijo que el Ayuntamiento estaba estudiando poner más cámaras de seguridad en la Rambla, el paseo de Gràcia y en el frente marítimo. El concejal dijo que la instalación de estas cámaras se tenía que hacer con rigor y con todas las garantías. "La normativa es muy estricta y los trámites muy largos". Batlle explicó la delicada situación en la que se encuentra el Estado español por haber vulnerado, presuntamente, la normativa europea sobre el ámbito de la videovigilancia. La instalación de las cámaras en los citados ejes de la ciudad estaba pendiente de la legislación estatal y su adaptación a los aspectos legales europeos. 

Ubicación de las cámaras junto al metro Liceu / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Ubicación de las cámaras junto al metro Liceu / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El amparo legal habría podido quedar solucionado porque la instalación forma parte de un programa europeo. Metrópoli Abierta se ha dirigido este jueves al Ayuntamiento de Barcelona para saber si el contrato que se está licitando forma parte del paquete de cámaras anunciadas por Batlle el pasado febrero. Este medio también se ha interesado por si ya se habían solucionado todos los requisitos legales a los que el concejal hizo referencia en la comisión. Sin embargo, al cierre del citado artículo, el viernes por la noche, no había obtenido respuesta del consistorio.

Actualmente en la ciudad hay unas 24 cámaras de seguridad. Las primeras cámaras contra la delincuencia se instalaron en 2009 junto a la plaza de George Orwell, conocida popularmente como la plaza del tripi. Sin embargo, estas cámaras están en muchas ocasiones fuera de servicio porque se estropean con asiduidad. En la citada comisión de febrero, el concejal de Ciutadans, Paco Sierra, así lo denunció. Según la entidad vecinal, Fem Gòtic, los aparatos que se estropean son los que se encuentran en la calle Escudellers con plaza Orwell y en Escudellers con la Rambla.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.