El teniente de alcalde de Seguridad y Prevención de Barcelona, Albert Batlle, ha asegurado que las 13 nuevas cámaras de más alta definición que se instalarán en el distrito de Ciutat Vella antes de finales de año, tal y como avanzó este mediono usarán tecnología de reconocimiento facial.

Lo ha explicado este miércoles en una rueda de prensa telemática, en la que se le ha preguntado por el software que usarán estas cámaras: "Estas cámaras se usarán para reponer otras de tecnología ya obsoleta", ha añadido el concejal.

"SISTEMA GARANTISTA"

Batlle también ha enmarcado el cambio en la mejora de la protección del espacio público ante amenazas terroristas, y ha insistido en que el Ayuntamiento descarta el uso del reconocimiento facial: "No está encima de la mesa".

El Ayuntamiento ha licitado la instalación de estas 13 nuevas cámaras de videovigilancia de máxima definición por 180.000 euros, con el objetivo de lograr mejores imágenes y tener una mayor capacidad de almacenaje de las mismas.

"Tenemos el sistema más garantista de Europa en relación a la grabación de imágenes", ha asegurado Batlle, que ha subrayado que el objetivo del consistorio es aumentar la seguridad en el espacio público y no vulnerar derechos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.