ARCHIVADO EN:

Dos jóvenes han sido agredidos este miércoles por la mañana en la Barceloneta por parte de vecinos, que los han calificado de "ladrones". Los hechos han ocurrido al mediodía en la calle Andrea Doria, y han acabado con estas dos personas heridas, en el suelo y sangrando.

Según ha informado Crónica Global, algunos residentes del lugar han alertado al citado medio de que "la gente ha hecho justicia". Unos minutos después de este suceso, la Guardia Urbana se ha personado en el lugar, pero los agresores ya habían huido.

INTENTO DE ROBO

Según han explicado fuentes cercanas al incidente, la pelea habría ocurrido al mediodía en la confluencia de las calles Andrea Doria y Vinaròs y Grau y Torres. En ese punto de la ciudad, los dos jóvenes "aguardaban con sus bicicletas, hasta que ha aparecido una menor a quien han intentado robar". Justo en ese momento, un grupo de vecinos ha intercedido en el incidente y ha terminado agrediendo violentamente a los adolescentes.

El intercambio de golpes habría durado unos pocos minutos, hasta que ha llegado la Policía Local al lugar de los hechos. En la zona se encontraban tres jóvenes, dos de ellos con síntomas de haber sido agredidos. Uno de ellos tenía brechas en la cabeza.

'OJO POR OJO'

"Como no hay turistas, roban a los vecinos del barrio, como en años anteriores. Y eso no lo vamos a permitir. Si la Colau no hace justicia, la hará el pueblo", han asegurado las voces cercanas al suceso al citado medio catalán. Al margen de este punto de vista, un grupo de agentes de la Guardia Urbana se ha personado en el lugar para aclarar lo sucedido y dirimir posibles responsabilidades penales.

A la espera de que se sepan más detalles de la pelea ocurrida en el barrio marinero, lo que es un hecho es que todo ello llega en un momento delicado para la seguridad ciudadana en el AMB. Y es que en algunos municipios, como Mataró, Premià de Mar o L'Hospitalet de Llobregat, han surgido patrullas vecinales para luchar contra el aumento de robos y okupaciones. Precisamente, los allanamientos también han generado conflictos en el barrio de Trinitat Vella.

RESPUESTAS POLÍTICAS

Ante esta problemática, algunos alcaldes han pedido endurecer las leyes para castigar la reincidencia y las okupaciones que no son por necesidad social, sino para usar los pisos como base de operaciones para la pequeña delincuencia. Otros, como en el caso de Mataró, han pedido ayuda al Ministerio del Interior y desplegarán vigilantes privados en las calles, según avanzó La Vanguardia. En el caso de Barcelona, la Guardia Urbana ya mostró su preocupación por el aumento de robos violentos en el centro de la capital catalana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.