Con la llegada de la temporada estival y la apertura de fronteras, los turistas recuperan a Barcelona como destino donde pasar unos días durante los próximos meses. El incremento de éstos viene acompañado de un aumento en la prestación de servicios de Vehículos de Movilidad Personal (VMP), que no dejan de multiplicarse en las calles de la capital catalana, especialmente en los distritos que cuentan con un mayor atractivo para los visitantes.

Buen ejemplo de ello es Ciutat Vella, donde los patinetes y bicicletas se suman a otros vehiculos que facilitan los trayectos cortos por la ciudad con ánimo lucrativo, como los que se realizan en bicitaxi.

El Gobierno municipal ha decidido poner fin a la presencia de estos últimos por las calles del distrito, así como cualquier otro "con más de dos ruedas que supongan una actividad de explotación económica" y que se desplacen mediante "la fuerza muscular o ayudados por energia eléctrica", según indican la Gaseta Municipal y el Butlletí Oficial de la Província de Barcelona, respectivamente. Pese a ello, los conductores podrían librarse de las sanciones, al menos, de manera temporal.

DESDE JULIO

La prohibición de circulación de estos vehículos en el "territorio del distrito de Ciutat Vella" se inicia este 1 de julio o "desde su aprobación definitiva si fuese posterior", ya que la publicada por el Ayuntamiento es una aprobación inicial.

Ésta, además, finalizará después de que concluya la temporada estival, concretamente tres meses después de su entrada en vigor, según el escrito que figura en la Gaseta Municipal.

La resolución, publicada este lunes, cuenta con un plazo de 20 días destinado a información pública, en el que se pueden formular alegaciones o reclamaciones, aprobándose automáticamente tras este periodo de forma definitiva en caso de no presentarse ninguna objeción.

SANCIONES

En caso de no haber inconvenientes, el decreto podría aprobarse definitivamente durante la segunda mitad del mes de julio, pudiendo recurrirse sanciones anteriores a esas fechas al no haber, todavía, una aprobación definitiva que pueda ser publicada.

De esta manera, las calles de Ciutat Vella podrían volver a verse masificadas de bicitaxis, una estampa que podría volver a recordar al primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, a la ciudad de Bombay.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.