El Ayuntamiento de Barcelona ha suspendido la reurbanización del Moll de la Fusta. La comisión de gobierno aprobó el pasado 3 de octubre la cancelación del proyecto del espacio superior de popular paseo, conocido como la Balconada. La propuesta se aprobó la pasada primavera y las obras se tenían que iniciar este último trimestre de año.

La citada comisión de gobierno alude a un informe de la empresa BIMSA (Barcelona de Infraestructuras Municipales Sociedad Anónima), emitido el pasado 25 de septiembre, pero la información consultada por Metrópoli Abierta no incluye los motivos ni si se trata de una decisión definitiva.

Fuentes municipales aseguran que el proyecto se ha cancelado para introducir mejoras técnicas y que eso obliga a posponer la tramitación. Un portavoz afirma que "la ejecución está garantizada". Las obras, que se llegaron a licitar por valor de 2,3 millones, ya se tendrían que estar realizando y estaba previsto que duraran unos 10 meses, hasta mediados del próximo año. Ahora, el Ayuntamiento dice que se harán "lo antes posible", aunque no hay un calendario concreto.

La Balconada del Moll de la Fusta es un paseo con vistas al mar de unos 600 metros lineales que une el final de la Rambla con Via Laietana. El proyecto incluía actuaciones sobre 7.460 metros cuadrados y buscaba que dejara de ser una zona de paso para convertirse en un espacio con más verde y sombras, lugares para actividades de ocio y una nueva red de suministros y de iluminación.

REFORMA DE LA PLAZA DEL DUC DE MEDINACELI

La reforma planteaba construir un espacio para el descanso, con un conjunto de bancos lineales; una zona cubierta de 1.200 metros cuadrados para realizar actividades a la sombra como gimnasia para jubilados, acontecimientos infantiles o actos de fiesta mayor, y un lugar para ser utilizado como patio por las escuelas del barrio u otras actividades temporales. La zona cubierta, la pérgola, es en la que el consistorio quiere introducir mejoras.

Texto de la suspensión del proyecto de reurbanización del Moll de la Fusta / AYUNTAMIENTO DE BARCELONATexto de la suspensión del proyecto de reurbanización del Moll de la Fusta / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Finalmente, la propuesta contemplaba la construcción de un circuito de patinetes con una pista de entrenamientos para vehículos de rueda pequeña y una renovación de la plaza del Duc de Medinaceli "para aportar más verde a la Balconada y extender la plaza hasta el mar. Esta parte de la remodelación incorporaba juegos infantiles, dos pistas de petanca y una zona de intercambio de libros.

El presidente de la asociación de Amics de la Rambla, Fermín Villar, no tenía constancia de la cancelación del proyecto, pero dijo que se había gestado sin ningún tipo de consenso, también entre la gente del barrio Gòtic, aunque ha reconocido que "no era una mala idea". Villar defiende la necesidad de reformar la plaza del Duc de Medinaceli, pero llegando "a un acuerdo también con los actores económicos, que han revitalizado el emplazamiento".

PLAN DE BARRIOS

Las obras estaban incluidas dentro del plan de barrios del Raval sur y del Gòtic sur con el objetivo de combatir las desigualdades de los territorios y favorecer la vida cotidiana. También era la primera de las acciones del acuerdo entre Ayuntamiento y Port de Barcelona para reactivar el uso vecinal del frente marítimo y mejorar su integración en la trama urbana.