ARCHIVADO EN:

En el corazón del Barrio Gótico de Ciutat Vella se encuentra una de las calles más concurridas y conocidas de la capital catalana: la avenida de la Catedral, que comparte nombre con la basílica que hay en ella, la Catedral de Barcelona.

A principios del siglo XX, los alrededores de la Catedral albergaban un barrio lleno de vida y con una gran actividad comercial. En la actualidad es un centro neurálgico de turismo y música al aire libre en las escaleras de la Catedral, muy cerca de la plaza de Sant Felip Neri, otro lugar simbólico de la ciudad condal.

AvdCatedral 2
En las escaleras de la Catedral tienen lugar conciertos improvisados / HUGO FERNÁNDEZ

BOMBARDEOS FASCISTAS

Para conocer los orígenes del barrio hay que remontarse al siglo XI, en la puerta noreste de la muralla de la ciudad en la época de los romanos. El núcleo urbano que se conocía como Vilanova dels Arcs se convirtió más tarde en el barrio de la Catedral. Su centro neurálgico era la plaza Nova.

Durante la primera mitad del siglo XX, entre los años 1908 y 1958, el barrio fue modificado hasta que desapareció. Pasaron años hasta que en plena Guerra Civil española, concretamente el 30 de enero del año 1938, los bombardeos de la aviación fascista italiana atacaron la capital catalana.

AvdCatedral 3
La avenida de la Catedral es ahora un lugar turístico que guarda recuerdos de la época romana / HUGO FERNÁNDEZ

PLAN DE REFORMA

Los aliados del ejército franquista bombardearon el barrio de la Catedral dos veces seguidas y con menos de tres horas de diferencia entre ataque y ataque.

Fueron los mismos franquistas los que recuperaron el conocido como Plan de Reforma Interior, que preveía la apertura de la avenida. En el año 1958 se acabaron las obras que supusieron dejar el antiguo barrio prácticamente como lo conocemos hoy en día.