ARCHIVADO EN:

La asociación Amics de la Rambla ha pedido a las administraciones públicas -municipal, autonómica y estatal- que eviten el cierre del Club Capitol. La empresa Balañá, que gestiona el espacio desde 1962, ha informado que la actual será la última temporada de la sala. El propietario ha decidido no prorrogar el contrato de alquiler, informó Balañá este jueves en un comunicado.

Para Amics de la Rambla, la desaparición del Club Capitol "supone la peor noticia que la Rambla, la ciudad y la cultura podían recibir. La desaparición de un teatro cargado de historia echa para atrás el sueño compartido de una Rambla mejor".

MANTENER LA ACTIVIDAD TEATRAL

El colectivo pide a las administraciones que demuestren con hechos el compromiso con la Rambla. "Es en situaciones límite, en los momentos difíciles, en los que las dificultades se convierten en oportunidades. Aún estamos a tiempo de hacer alguna cosa y preservar la actividad del Club Capitol. Pedimos a todas las administraciones generosidad, flexibilidad e imaginación para mantener la actividad teatral". 

El Club Capitol abrió como cine en 1926. A finales en la década de los 80 fue reformado y reabrió como multicine con dos salas. En 1997 se reconvirtió en teatro. A lo largo de su historia, el teatro ha programado unas 14.000 representaciones que han sido vistas por 2.400.000 personas. Durante una década, una de las salas, la que ahora lleva su nombre, acogió los espectáculos del humorista Pepe Rubianes

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.