La comida japonesa está más de moda que nunca. En el sabor y lo saludable que es para nuestro organismo (cuando la materia prima es de calidad) encontramos las principales razones que han elevado a este tipo de gastronomía a lo más alto. Sin embargo, hay muchas razones más.

Iniciamos un recorrido en busca de los restaurantes japoneses en Barcelona en los que, por imposible que parezca, el sushi no es el protagonista.  

UNA MICA DE JAPÓ Y EL KATSUDON

Una Mica de Japó es uno de los restaurantes más conocidos de comida japonesa de la capital catalana. La gran variedad de platos que ofrece y el excelente clima que crea en el interior de su espacio son dos de los factores que lo han posicionado como uno de los referentes.

Además del sushi, cobra especial relevancia su plato de katsudon, un bol de arroz con carne de cerdo y huevo repleto de sabor. Junto con sus gyozas y la carta de postres que ofrece encontramos los tres motivos por los que merece la pena una visita. Se encuentra en la calle de Aragó, 104.

¿TE GUSTA EL RAMEN? TE ENCANTARÁ MIKASA

El ramen es uno de los platos más en alza de la gastronomía oriental. Y en Mikasa son especialistas en su elaboración. Situado en la calle de la Diputació 140, sirve completos tazones de ramen elaborados con todo tipo de ingredientes.

Además del ramen, también destacan los platos de yakisoba o la sopa de udon, característicos de su carta. 

CARLOTA AKANEYA

Pese a que la gastronomía japonesa no tiene en la carne su principal atractivo, la barbacoa que ofrece el Carlota Akaneya será capaz de conquistar a los paladares más exigentes. 

Destaca que cada mesa cuenta con su propia parrilla individual. La carne se sirve completamente cruda y son los propios clientes los que se encargan de elegir el punto de cocción en el que quieren saborearla. Su visita es una obligación, pero es imprescindible reservar si quieres poder sentarte a degustar sus deliciosos menús. Se encuentra ubicado en la calle de Pintor Fortuny, 32.