Entre otros muchos motivos, Francia es famosa por la calidad de su gastronomía. Alejados de las clásicas fondues o del tradicional queso de la región, son otros muchos los alimentos que acaparan la atención de la cocina francesa.

Barcelona acoge una amplia oferta de restaurantes con productos típicos de esta región. Una serie de locales para disfrutar de las bondades de este tipo de cocina sin desplazarse de la capital de Cataluña.

AU PORT DE LA LUNE

En el centro de Barcelona se encuentra uno de los restaurantes de cocina francesa más conocidos de Barcelona. Se trata del Au Port de la Lune, en carrer Pau Claris 103. Una de sus principales cualidades, y lo que hace que su sabor sea tan auténtico, es que sus dueños suben a Francia de manera periódica en busca de los mejores alimentos.

Cuenta con diferentes tipos de menús y una gran cantidad de platos en su carta. Todo a un precio muy contenido. Situándose como una opción muy a tener en cuenta tanto para el día a día como para una celebración especial.

JOSÉPHINE

Joséphine ha traído la más pura esencia gastronómica del país vecino a su cocina. Se encuentra en la misma calle que el anterior, pero en el número 147. Cuenta con un espacio muy acogedor que entre semana ofrece a todos sus comensales diferentes menús del mediodía muy apetecibles, saborosos y económicos.

Los fines de semana se transforma en un local en el que el lujo, el buen servicio y la buena calidad de todos sus platos asumen todo el protagonismo.

LE BISTROT DE PIERROT

En el barrio de El Raval podemos encontrar una amplia oferta gastronómica de todo tipo de orígenes. Entre ellas, destaca Bianco Noir, situado en carrer de la Riera Alta, 8. Su interior conserva un aire muy acogedor y nostálgico, inspirado en la década de los 60 y de los 70. 

Toda su cocina es casera, una de sus señas de identidad, y su hilo musical siempre acompaña con las mejores canciones de la Francia de la época.