ARCHIVADO EN:

Ceniza y Alquitrán, Cigarettes, Definiciones o Rosie son algunos de los temas con los que Leon Coeur se dio a conocer hace unos años en las principales plataformas de música en streaming. Hugo Mellado y Guillermo Botí se juntaron gracias a unos mánagers y decidieron irse a vivir a Londres para experimentar la música más terrenal: la de la calle. "Fue un matrimonio concertado", bromean para BMagazine. "Arrancamos tocando en la calle y, poco a poco, fuimos escribiendo canciones juntos. Fue como hacer un máster", explican los jóvenes que, a día de hoy, están en boca de los melómanos de este país. 

La punta del iceberg de este dueto musical, formado a caballo entre Madrid y Barcelona, y criado en las calles inglesas, comienza a despuntar en el panorama musical nacional del indie-folk. Pero hay algo que se suelen preguntar sus seguidores: ¿de dónde proviene el original nombre de la banda?

Hugo Mellado y Guillermo Botí, integrantes de Leon Coeur, charlando animadamente / PABLO MIRANZO
Hugo Mellado y Guillermo Botí, integrantes de Leon Coeur, charlando animadamente en Barcelona / PABLO MIRANZO

CORAZÓN DE LEÓN

Durante su estancia en Londres los amigos fueron a ver una exposición de Modigliani en el Tate Modern y, de repente, se vieron maravillados observando un cuadro de Ricardo Corazón de León. "Nos moló cómo sonaba el concepto y lo pasamos al francés, porque tenemos mucha cultura de ese idioma. Fue un amigo el que nos recomendó cambiarle el orden a las palabras y se quedó Leon Coeur, que nos representa mucho", argumentan. 

El conjunto musical publicó en 2018 Les Comédiens y en 2020 Tapas. Entre ambos álbumes fueron destacando con singles que los posicionaron como una de las bandas más prometedoras de la industria musical española. En estos primeros lanzamientos sorprendieron al público combinando letras en inglés, francés y español, y haciendo que sonaran con absoluta exquisitez. "Nuestra discografía es como un currículum que muestra por dónde hemos pasado dependiendo del idioma de las canciones", dicen con orgullo sus integrantes.

FÓRMULA DE ÉXITO

El grupo ha conseguido hacerse un hueco en la escena folk con un sonido propio y letras que retratan la realidad cotidiana. Sus últimos lanzamientos: Los Ángeles y Vuelve evidencian que estos dos jóvenes no se conforman con la suerte del principiante y se lanzan a experimentar con nuevas melodías, beats de reggaetón y cambios de tempo, sin dejar de lado sus harmonías vocales que se suceden alternativamente. No temen encasillarse en un estilo musical concreto y auguran que "de Los Ángeles en adelante se va a ver una mayor coherencia", aunque sin caer en la monotonía. "Nuestro sello es que cantamos los dos, componemos los dos y eso siempre va a seguir así. Cambiar de estilo nos parece esencial en la búsqueda artística", declaran a este medio.

La fórmula de éxito de Leon Coeur no es una ecuación complicada: "hacemos la música que nos gusta y trabajamos con gente que nos inspira", explican. Los integrantes de la banda argumentan que su mejor decisión ha sido la de abandonar el pensamiento comercial y comenzar a fluir: "antes nuestra motivación era ir hacia un éxito, pero cuando empezamos a dejar de buscar el single que lo petase comenzaron a pasar cosas interesantes", aseguran. 

Guillermo Botí, de Leon Coeur, posando para BMagazine / PABLO MIRANZO
Guillermo Botí, de Leon Coeur, posando para BMagazine / PABLO MIRANZO

CRECIMIENTO DURANTE LA PANDEMIA

La codiciosa proyección en la industria musical del dueto hace que el público reaccione de numerosas formas. Algunos les han llegado a comparar con Caloncho o Postcard Boy, aunque no supone un quebradero de cabeza para el dueto musical: "que te comparen es un arma de doble filo. Si te comparan con un grupo que te interesa y dentro de la imagen tiene coherencia, pues mola mucho. La gente que compara lo hace desde sus conocimientos, por eso hay que cogerlo con pinzas", valoran. 

La competencia también ha sido uno de los aspectos a los que se han tenido que enfrentar a medida que iban creciendo: "con la pandemia un montón de gente se ha sentado a tocar la guitarra y a cantar, y eso es un peligro para nosotros. Mayoritariamente es competencia sana", explican. La época de reclusión fue un punto de inflexión para Leon Coeur. Primero vivieron la angustia de ver como sus ingresos caían, pero meses después fueron "fichados" y arrancaron el proyecto "de una forma más profesional".

A pesar de notar un aumento exponencial entre sus seguidores y tener tiempo para seguir componiendo, el coronavirus ha frenado una de sus aspiraciones: acompañar la promoción con conciertos. Hugo y Guillermo sueñan con "tener 100 fechas cada año, girar, sacar un disco y no parar", como todos los artistas a los que admiran, aunque son conscientes de que la suya "es una carrera de fondo" y que "cuanto más fuerte sea la base, más durará". 

Hugo Mellado, de Leon Coeur, posando para BMagazine / PABLO MIRANZO
Hugo Mellado, de Leon Coeur, posando para BMagazine / PABLO MIRANZO

NUEVOS LANZAMIENTOS

Por el momento, Leon Coeur goza del calor y la gran acogida que han tenido sus últimos singles, videoclips de los cuales grabados en Barcelona, una ciudad que ocupa un hueco importante de su corazón. Hugo y Guillermo desvelan que "antes de verano" lanzarán cuatro canciones y que "hay dos títulos que son insultos". Según ellos, "es lo que ocurre cuando encierran a un músico". 

Con colaboraciones en mente, Leon Coeur ha hallado el recorrido que quiere seguir: "somos el ratoncillo y queremos hacer colaboraciones con leones", dicen dejando en el aire una posible participación con St. Woods. La banda inicia un camino hacia un sonido más eléctrico y una producción mucho más elaborada que promete catapultarles a nivel internacional.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.