Google Maps es una de las aplicaciones más usadas en el mundo entero, hemos llegado a un punto en el que necesitamos de su ayuda para caminar por nuestra propia ciudad. Antiguamente los ciudadanos de Barcelona conocían todas sus calles, y los taxistas eran auténticos expertos en el mapa de la ciudad, pero ahora ni estos pueden prescindir de este tipo de recursos.

Cuando las aplicaciones son tan populares, cualquier cambio revoluciona al mundo entero, como por ejemplo cuando Instagram cambió su interfaz para copiar la de Tinder, todos sus usuarios se mostraron contrarios a la variación y expresaron su opinión a través de las redes sociales.

UN CAMBIO REVOLUCIONARIO

En este caso Google Maps pretende recibir una gran ovación por la innovación que va a transformar por completo su aplicación. Quiere utilizar la realidad aumentada como refuerzo para todos aquellos que utilicen sus mapas y así ayudarles en la conducción y navegación.

La realidad aumentada no es un invento de Maps, algunas aplicaciones de navegación ya la han utilizado y ha dado muy buenos resultados. La idea de Google es usar la cámara del terminal para superponer en tiempo real una imagen del mapa que nos vaya guiando en la navegación con un simulador de conducción como el de los videojuegos, esta función ayudaría a no perderse en calles estrechas o avenidas donde es complicado moverse.

De momento, según apunta el Wall Street Journal, se trata de una función en pruebas que llegará a un pequeño grupo de usuarios para que estos testen la utilidad y el desempeño real de esta herramienta. Aunque no es seguro que finalmente se implante la realidad aumentada, todo apunta a que tendrá una gran acogida y será una gran herramienta para Google.