La gala 11 daba paso al comienzo de la recta final del programa. Cada vez son menos los concursantes que siguen viviendo en la academia, en esta gala tan sólo quedaban 7 de los 16 que comenzaron la experiencia. La primera actuación fue la grupal, los triunfitos entonaron con emoción y alegría el himno de Fangoria Ni tu ni nadie. Vestidos con estilismos cada vez más navideños, disfrutaron de la actuación que tuvo un final apoteósico con una lluvia de confeti inesperada.

Roberto Leal, conductor del programa musical, presentó al jurado de la noche. Compuesto por Manuel Martos, director artístico y productor ejecutivo de Universal Music Spain; Ana Belén, cantante y actriz, que ocupó el lugar de la habitual Ana Torroja; Joe Pérez-Orive, especialista en marketing y derechos de autor y por último Javier Llanos, director de la cadena 100. El cometido del jurado durante esta gala era escoger al primer finalista del concurso y el profesorado de la academia debía elegir al segundo. La evaluación de todos y cada uno de los concursantes debía basarse en el recorrido por el programa, la progresión y el aprendizaje. 

Marta y Sabela fueron las dos últimas nominadas de la edición, se enfrentaban a la expulsión por parte del público, que fue el encargado de elegir a una de ellas a través de las llamadas o los mensajes.  

Marta que ha sido salvada por el público en tres ocasiones escogió la canción One more try de George Michael. Un escenario íntimo imitaba un club de música, con parejas sentadas en las típicas mesas rojas y en una esquina Manu Guix al piano. Marta, enfundada en un vestido de gala negro, demostró furia y pasión en el escenario, aún siendo palpable la emoción, demostró seguridad. Un gran trabajo de acting por parte de los profesores de interpretación Javier Ambrossi y Javier Calvo, hizo que la triunfita se metiera del todo en el papel y nos mostrase una sensibilidad arrebatadora. 

Sabela por su parte escogió una canción muy diferente a lo que nos tenía acostumbrados, El cuarto de Tula, del grupo gallego Buena Vista Social Club. "Si me voy a ir me quiero ir disfrutando", aseguró la triunfita. Acompañada de una coreografía seductora y picante, la concursante bailó, jugó, cantó y disfruto al ritmo de salsa con una actitud desenfadada, segura y controlada que confirmó una actuación magnifica. "Los bailarines están al llegar, ellos vienen a animar para que Roberto para que salga a bailar" fue una de las frases improvisadas que soltó Sabela durante la actuación. Desde luego fue un Sabelazo en toda regla donde pudimos ver una Sabela diferente. Tras la actuación la gallega recibió la visita de Chus, su novio. Roberto Leal aprovechó para hacer un guiño a Pablo Amores, el novio de Maria Villar, que había sido la última expulsada: "¿que es lo primero que vais a hacer si Sabela sale de la Academia? no, no, mejor no".

Famous que ha demostrado una actitud imparable durante todo el concurso, escogió la complicadísima canción Problem de Ariana Grande. El concursante superó el gran handicap que suponía la canción con creces, "tiene una letra muy rápida y un rap". Junto a una coreografía urbana y compleja el concursante demostró, además de sorprendente flow, una versatilidad acaparadora. Aunque en algún momento se quedó sin aire pasó notablemente la actuación.  El miembro del jurado, Manuel Martos, calificó el show del andaluz como "Absolutamente espectacular". 

Julia interpretó la emotiva canción de Demi Lovato, Sober, esta habla sobre la adicción a las drogas contra la que lucha la cantante. Al son del piano, Julia, supo sacar todo el sentimiento de dentro y mostrar su lado más personal, casi llegando a emocionarse durante la actuación. La triunfita pasaba de susurros a notas altas en pocos segundos, con una voz proyectada y clara. Ante la emocional actuación, Joe Pérez-Orive quiso disculparse con Julia,  aseguró haber sido demasiado exigente con ella y justificó su actitud diciendo que la veía capaz de todo. 

Miki escogió una canción de Nil Moliner, compositor de Que nos sigan las luces. Convirtió Hijos de la Tierra, una canción aparentemente sencilla, tan solo tiene 4 acordes, en una gran fiesta en el plató. Parece que el triunfito ha encontrado el estilo musical que más le gusta, el festivo-alegre, desde Una lluna a l'aigua el catalán disfruta y vive las actuaciones como nunca, se encuentra cómodo y lo da todo de si. Pudimos ver a un Miki que no se podía quedar quieto, el ritmo de la canción le empujaba a dar saltitos durante toda la canción. Durante la actuación transmitió un mensaje de esperanza, felicidad y liberación. 

Natalia después de pasar una semana complicada a causa de su autoexigencia, la triunfita defendió Bang Bang de una manera asombrante. Tumbada en la cola del piano, cual diva de cabaré, una poderosa Natalia dejaba alucinado al público. Acogiéndose a la versión de Lady Gaga, Natalia presento una pieza brillante. La fuerza y la rabia de la canción se hicieron palpables en una actuación mágica. Como si fuera la actriz de un musical Natalia demostró sus dotes de interpretación mientras pronunciaba unos vibratos dignos de una profesional. Javier Llanos quiso felicitarla por su actuación: "Has dejado con la boca abierta a toda España" y además la felicitó por asumir riesgos.

Alba escogió la mítica Crazy in love de Beyoncé. Mostró su lado más sexy y urbano, mientras dominaba el escenario jugando con su poder de diva de la música. Aunque la canción complicada, vocalmente hablando, pudimos ver esos giros característicos de la triunfita, que no dudó en regalarnos una actuación digna de una cantante profesional. La energía de Alba contagió al público, que poseído, no dejó de bailar durante toda la canción. Ana Belén quiso recalcar lo "barbara" que había estado la concursante.

Los invitados a la Gala 11 de Operación Triunfo fueron Alfred y Rosana. El triunfito de OT2017 estrenó su single De la Tierra hasta Marte, canción que compuso para Amaia dentro de la academia. Acompañado de su grupo de música presentó la balada al más puro estilo rockero. Vestido con un traje violeta repleto de lentejuelas se emocionó al pisar de nuevo el escenario de la que fue su casa el año pasado. Rosana por su parte cantó En la memoria de la piel, una canción de su nuevo disco. 

Tras las flamantes actuaciones, Roberto Leal daba paso a la expulsión. La audiencia decidió que la concursante que debía seguir en la academia fuese Sabela, siendo Marta la novena expulsada de la edición. La Malagueña tuvo una de las despedidas más emocionales por parte de sus compañeros. A estas alturas de la edición se han convertido en una familia y eso quedó latente en las lágrimas de algunos. 

A través de una votación individual de cada uno de los miembros del jurado, Natalia salió como primera finalista de la edición de Operación Triunfo 2018. La Academia por su parte quiso premiar con el segundo puesto a Famous

Los tres finalistas que quedan por saber, serán escogidos por el público mediante las llamadas, uno de ellos será votado por el jurado de la misma forma que en esta edición, dejando así al concursante que menos votado cómo el último expulsado de la edición. Tan sólo quedan dos galas para conocer al ganador de esta edición y la cosa se está poniendo cada vez más emocionante.