ARCHIVADO EN:

Éxito total de la 43 edición del Festival Grec de Barcelona. El evento ha sumado este año un total de 137.737 espectadores, 20.000 más que en 2018, y ha mantenido una ocupación que se acerca al 90% en la programación de Grec Montjuïc.

En una rueda de prensa de balance, el director del festival, Francesc Casadesús, ha explicado que este año ha sido "especialmente exitosa" la programación en el Teatre Lliure, con 8.457 espectadores y una ocupación de más del 92%.

MÁS FUNCIONES

"Me llevo la sensación de que las compañías locales han obtenido muy buenos resultados, con teatros llenos y espectadores entusiasmados y contentos. Nuestro objetivo es hacer crecer a los artistas locales", ha destacado Casadesús.

La ampliación del número de funciones en el Teatre Grec --17 este año-- han comportado un aumento de público en este espacio, que ha acogido 37.577 espectadores en el anfiteatro.

NUEVOS ESPACIOS

Según Casadesús, el incremento de público también se debe a la incorporación de nuevos espacios como el Palau de la Música, el Museu Marítim y el Onyric-Teatre Condal, así como al aumento de propuestas dentro de la programación.

Grec Paral·leles, con 12.597 espectadores, también ha incrementado el público, en un apartado que ha sumado propuestas como las de Art i Part de proyectos comunitarios y White Bouncy Castle en el MNAC.

APUESTA POR COMPAÑÍAS LOCALES

La organización también ha percibido un acercamiento de un público nuevo al festival, que responde a la voluntad del mismo de ampliar la base social con la que el festival ha trabajado en los últimos años.

En esta línea, Casadesús ha destacado su apuesta por potenciar las compañías locales, y ha subrayado el buen resultado de las propuestas de creación hechas por compañías a las que el festival ha apoyado.

También ha destacado la iniciativa del Grec Jove, que atrajo a más de 1.000 personas en su jornada inaugural, así como la incorporación de museos y otros espacios patrimoniales como el Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) o la Fundació Joan Miró.

OBJETIVO: LATINOAMÉRICA

Casadeús ha avanzado que en la próxima edición se seguirá trabajando en el Grec Jove y acercarse a Latinoamérica: "Tenemos en mente un festival de proximidad. Muy íntimo, quizá más reflexivo. Nos gustaría jugar con salas pequeñas", ha reflexionado.

También ha dicho que les gustaría abordar el trap latino y las batallas de gallos --populares jóvenes latinoamericanos--, así como una colaboración con Torroella de Mongrí (Girona) o la conmemoración del año Beethoven, entre otros.