ARCHIVADO EN:

Hace poco que Apple ha ampliado su catálogo con dos nuevos lanzamientos: el Iphone 11 y el 11 pro. Como siempre ocurre miles de personas hicieron largas colas para hacerse con los nuevos dispositivos y aunque muchos hayan aplaudido las novedades que traen los móviles a otros nos ha afectado en gran manera.

Desde que la multinacional norteamericana puso a la venta estos smartphones de tres cámaras, que a muchos les recuerda a unos fogones de cocina, los que tenemos modelos anteriores hemos comenzado a notar fallos.

MÚLTIPLES FALLOS

Al descargar la nueva aplicación, que casualmente salió por las mismas fechas, la mayoría hemos sufrido el no poder coger una llamada, que no funcione el desplazamiento táctil, que se nos dispare la música sin haberla puesto o que la batería dure cada vez menos.

Que los electrodomésticos tienen fecha de caducidad es un secreto a voces. Hace tiempo que se habla de ello. No existe una nevera, un ordenador o una lavadora que dure para siempre. ¿Pero realmente hace falta llegar al punto de que un móvil no dure más de un año? 

La empresa líder en el sector de telefonía se aprovecha de sus acérrimos clientes y hace fallar sus móviles para que compren un nuevo modelo valorado en más de 1.000 euros. Es un hecho que quién prueba un Iphone no vuelve a tener un smartphone de otra marca, por eso la multinacional norteamericana sabe que aún y jugando sucio seguirá ganando dinero.