La reina más famosa ha vuelto a dar que hablar tres siglos después de su muerte. En esta ocasión la protagonista no es María Antonieta, sino sus joyas. Este miércoles han sido subastadas por Sotheby’s, tras haber sido guardadas desde hace más de dos siglos.

La estrella de la colección es un colgante  de diamante con una perla natural, en forma de pera, estimado entre 1 y 2 millones de dólares. Precisamente, esta pieza es la que más dinero ha logrado reunir alcanzando los 32 millones de euros. Entre el resto de joyas también destacaba un collar de perlas naturales adjudicado por más de 1,7 millones de euros o un anillo que contenía un mechón de su cabello.

Coincidiendo con el 225 aniversario de su muerte, Sotheby’s ha vendido parte de su joyero personal, que proviene de una colección de la familia Borbón Parma. Ninguna previsión podía llegar a estimar que finalmente la recaudación de dicha subasta recaudase 46,7 millones de euros. La colección, formada por diez lotes de la joyería de la monarca francesa, ya había sido presentada en exposiciones públicas alrededor del mundo para los amantes de la alta joyería.

La ‘venta del siglo XXI’ gracias a la pasión de María Antonieta. Algunos historiadores cuentan que la reina tenía en tan alta estima su joyero personal que lo quería salvar de la Revolución Francesa, y lo consiguió. A diferencia de María Antonieta, las joyas sobrevivieron la revolución y han llegado sanas y salvas a nuestros días.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.