ARCHIVADO EN:

Con el fin del toque de queda y la reducción de las restricciones vigentes, el sector cultural recibe al futuro con mucha esperanza. Los horarios de sus representaciones disponen de un margen mayor para ajustarse adecuadamente a la agenda de su público y, de este modo, asegurar una notable asistencia del mismo a las salas y teatros. Por ello, es el momento ideal para disfrutar de las diferentes propuestas. A continuación, os damos todos los detalles acerca de la reciente producción presentada por la Sala Fénix de Barcelona. Se trata de una interesante obra teatral con el curioso título de Laboratorios Washla (o hay que matar a papá).

Dentro del amplio universo creado en torno al concepto de la distopía, la historia nos conduce a un marco narrativo frecuente en relatos de estas características: el apocalipsis. Y es que, en un futuro incierto, la vida en la Tierra se ha extinguido con la única excepción de un laboratorio, los tres integrantes del cual han salido ilesos: ellos son una científica llamada K, un hombre apodado como M, cuyo organismo ha sido alterado mediante la tecnología convirtiéndole en un ser distinto y especial, y también R, quien se salvó de la catástrofe sufrida en el planeta. Como testigos directos de lo sucedido, K y M intentan averiguar a toda costa lo que R presenció cuando tuvo lugar la tragedia.  

Pero eso no es todo, puesto que la narración consta de un cuarto personaje que será un elemento clave en la trama. Hablamos de “Papá”, una criatura omnipresente que, como si de una deidad se tratara, no pierde de vista a los protagonistas. Al someterles a una intensa regresión gracias a la cual vuelven a experimentar sentimientos vividos en el pasado, se descubren sinceros y vulnerables frente al espectador, conociéndose a sí mismos como nunca antes lo hicieron. Difuminando realidad y fantasía, alterando el destino y el presente, los intérpretes construyen una representación original y sorprendente. 

Interpretada en castellano, con una duración total de una hora, la obra es fruto del talento creativo de Laura Mira López, Bernardo Romano, Rodrigo Petete, Mauro Badía, Cóten Bustillo y Agustina Basso. Además, Cóten Bustillo, Bernardo Romano y Agustina Basso ejercen de directores, mientras que la compañía Del otro lado se encarga de hacer posible su producción. Con música en directo, de la mano de los artistas Ezequiel Gómez de Lima, Agustina Basso y Jairo Habib, los papeles protagonistas recaen en sus tres actores principales: Rodrigo Petete, Laura Mira López y Coten Bustillo. Los ingredientes perfectos para materializar un espectáculo inolvidable.

La función Laboratorios Washla (o hay que matar a papá) podrá verse en el escenario de la Sala Fénix hasta el próximo domingo 23 de mayo, de miércoles a domingo a las 20.00 horas. Las entradas están disponibles a través de la web oficial de venta del recinto. ¿Qué mejor ocasión para transportarnos a un emocionante mundo paralelo? Aún estáis a tiempo de que esta historia os atrape, ¡no os quedéis sin vuestras localidades!

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.