ARCHIVADO EN:

Dicen que ha montado una secta, otros que está patrocinado por Mercadona, sea como sea Carlos Ríos es uno de los hombres más influyentes de nuestro país. Hace unas semanas la revista Forbes lo situaba como uno de los influencers con más potencia de España, y no es para menos. 

Este joven malagueño ha conseguido que todo el mundo se ponga a mirar las etiquetas en el súper. Su manera de explicar los beneficios de la comida real y de aclarar cómo nos engañan las grandes empresas de alimentación ha hecho que la mayoría de los españoles abran los ojos y empiecen a cuidar su alimentación. 

ERRADICAR A MATRIX

Tras conseguir tener 1,2 millones de seguidores en su cuenta de Instagram, el joven fundador de la plataforma Realfooding ha decidido impulsar una aplicación para conseguir erradicar a Matrix, como llama al sistema alimentario que nos rodea y que empezó a cambiar de forma radical en los años 60. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

FALTA 1 DÍA ⌛️ - - Yo llamo “MATRIX” a nuestro entorno, al sistema alimentario que nos rodea y que empezó a cambiar de forma radical por allá en los años 60 del siglo pasado y que ha llegado a lo que tenemos hoy en nuestros días. Un sistema que cambió en forma y fondo gracias a la revolución tecnológica industrial. - - Una serie de ingredientes como los azúcares añadidos, aceites vegetales y harinas refinadas, sal o aditivos sintéticos se extraían y procesaban de forma mecanizada, se combinaban a la perfección para hacer productos adictivos, se empaquetaban para estar listos en su consumo, se distribuían por todo el mundo y, como consecuencia, daban un increíble rendimiento económico a las empresas que los vendían. - - Estas empresas de ultraprocesados aprovecharon el auge de los inicios de la publicidad y marketing en medios de comunicación de masas, como televisión, prensa escrita o radio, para estar en boca de todos, literalmente. Cuanto más ganaban, más invertían y más se expandían. Más puntos de venta, más tipos de productos, más tipos de negocios basados en ultraprocesados. - - Y con este cambio de alimentación disfrazado de solución y promesa de la modernidad hacia la inmediatez, la riqueza económica y la felicidad, nos encontramos hoy con una crisis en nuestra calidad de vida y bienestar, junto a un colapso sanitario y medioambiental. Mayores tasas de obesidad, cáncer, enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2, entre muchas. Menor diversidad y calidad en la alimentación, más extinción de los recursos naturales. - - Ante esta situación, los científicos alzaron la voz y se encontraron con grandes poderes interesados en ocultar su información. No por conspiración, sino por negocio. Dentro del sistema algunos se juegan mucho y una vez instaurados... no quieren que el sistema cambie. Pero a la llamada “Era de la Información” todavía le quedan cartas que mostrar. Cartas que van a cambiar las reglas del juego: Conectar la información científica más actualizada y veraz, de forma accesible, fácilmente disponible y atractiva a la población mundial. Atrás quedará la censura, el engaño y la desinformación alimentaria. - - ¿Será este el fin de Matrix? #myrealfood

Una publicación compartida de Carlos Ríos (@carlosriosq) el

Ríos argumenta que la finalidad de esta aplicación es "complementar la alimentación de sus seguidores con buenos procesados. Evitar los ultraprocesados y reducir el consumo de estos de forma ocasional", y sobre todo que la gente no caiga en las trampas de la industria que llena de azúcar todos los productos. 

En pocas horas la aplicación llamada MyRealFood ha conseguido millones de descargas y se ha posicionado como una de las favoritas de los usuarios, consiguiendo casi el máximo de puntuación. ¿Será esta la forma definitiva de cuidar nuestra alimentación?