Cuando nos hacemos mayores la costumbre de merendar se pierde, no tenemos tiempo, nuestra ajetreada rutina no permite ese pequeño break y llegamos a la cena con un hambre voraz que no sabemos de dónde sale. La merienda es un momento mágico, un pequeño espacio de tiempo en el que el mundo se para y disfrutamos de unos cuantos minutos de relax que, sinceramente, nos dan la vida para continuar con nuestros esfuerzos diarios.

Esta comida es una oportunidad magnífica para compartir con amigos y ponerse al día en unos cuantos minutos. Es mucho más barato que ir a comer o a cenar y de vez en cuando muy necesario para liberar el estrés y endulzar la vida.

Desde BMagazine queremos que vuelvas a recuperar ese momento de felicidad, por eso te proponemos los mejores lugares dónde disfrutar de una buena merienda en la ciudad condal:

SILS CAKES – Calle Torrent de l’Olla, 62

Este lugar es la perdición para los fanáticos de la repostería americana. Las inmensas cookies rellenas, los miles de tipos de cheescake, las tartas de nutella y los pasteles recubiertos de oreo, Kit kat, Kinder bueno o M&M’s son algunas de las delicias que hacen artesanalmente en Sils Cakes.

TAKASHI OCHIAI – Calle Comte d’Urgell, 110

Una propuesta asiática para merendar puede ser maravillosa, transportarse a Japón con un flan de te matcha, un mochi relleno de mouse de limón o un brazo de gitano de te verde, puede ser del todo relajante. Esta pastelería también ofrece productos locales como sus croissants rellenos de ganache de chocolate y compota de frambuesas o de ‘mel i mató’. Los panettones de este lugar son de los más alucinantes de Barcelona.

NABUCCO TIRAMISÚ – Plaza de la Vila de Gràcia, 8  

Este bonito local situado en el meollo del barrio de Gràcia ofrece pastelería artesana de gran calidad. A parte del impresionante tiramisú que preparan, los cannolos sicilianos rellenos de ricotta, los cantucci de pistacho o el chocolate caliente con merengue quemado por encima son algunos de los pecados que podemos disfrutar en este lugar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cannolo siciliano con ricotta #merienda #Gracia #Tiramisu #Barcelona #cafeteriaartesana

Una publicación compartida de Nabucco Tiramisu (@nabucco_tiramisu) el

MENDIETA – Calle Mallorca, 517

Si alguien no ha probado la exquisita repostería argentina, que se lo haga mirar. Mendieta es una pastelería que ofrece alfajores de todo tipo, tartas de dulce de leche, pasta frola o tortas fritas, verdaderas delicias que te harán subir el azúcar en un santiamén.

MAURI – Calle Provença, 241

La pastelería Mauri es uno de los lugares icónicos de Barcelona, situada en la Rambla Catalunya ofrece repostería clásica pero espectacularmente buena. A parte del chocolate con 'melindros', que es exquisito, Mauri crea todo tipo de pastas de te, pastelitos de soufflé, tartas de manzana, sacher, de yema o de frutos secos y sus míticos erizos de chocolate, que conquistan con solo mirarlos.