El cuiner de Damasc, reconocido como el mejor kebab de Barcelona, ha reanudado su actividad comercial después de anunciar su cierre definitivo. El pasado 21 de septiembre el establecimiento de gastronomía siria dejó desolados a sus fieles confirmando que cerraba para siempre después de 16 años en activo. 

Según ha publicado el diario TOT Barcelona el gerente del establecimiento ha confirmado que volvía a operar. La decisión se ha tomado a posteriori de la venta de la mayoría de electrodomésticos y muebles del restaurante.

RECOMPRA DEL MOBILIARIO

Salem, el propietario del restaurante que se posicionó como el que mejor shawarma de la capital catalana, según un ranking de Time Out, ha explicado al digital que ha tenido que volver a adquirir sus pertenencias a un precio más alto del que las vendió. 

Algunos trabajadores del cenador, reconocible por sus grandes portales de madera y los decorados con inmensos murales de colores, señalaron que los problemas con la propiedad para renovar habían llevado al cierre del establecimiento. El dueño rechazó las informaciones y defendió que el verdadero motivo era su jubilación. 

RENOVACIÓN DE ALQUILERES

Desde el colectivo Resistim al Gòtic aseguraron que todo el edificio lo había comprado la empresa Z. Puy & Soler SL y que "solo quieren especular". De hecho, habría otros inquilinos de la misma finca que sí habrían recibido la negativa de la firma a renovarles el alquiler.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.