El panettone es un dulce italiano, típico de Navidad, que lleva ya muchos años popularizado en nuestras vidas. El pasado miércoles, en el marco del concurso para averiguar dónde se hace el mejor postre de España, la pastelería barcelonesa Cloudstreet Bakery se llevó una grata sorpresa al descubrir que su establecimiento había sido el premiado del certamen.

El consumo del panettone se ha multiplicado por diez en los últimos cinco años y, por este motivo, se empezó a organizar el concurso para descubrir en qué local español se realiza el mejor dulce artesano de España.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

First batch with the new italian mixer, panettone season is here!! . . . #santacloseiscomingtotown #panettone #sourdough

Una publicación compartida de cloudstreet bakery (@cloudstreetbcn) el

PREMIO Y RECONOCIMIENTO

El certamen contó con la participación de una cuarentena de pastelerías y con un jurado formado por el autor del mejor panettone del mundo, Giuseppe Piffaretti. Los expertos aseguraron, tras degustar los múltiples dulces, que el sabor y la frescor fueron les detonantes para elegir la pastelería liderada por el mejicano Tonatiuh Cortés.

El cocinero, a parte de recibir el prestigioso premio, se le otorgó un premio de 1.000 euros.

EL ORIGEN DEL PANETTONE

No son pocas las leyendas e historias que hablan de los orígenes del panettone. Una de ellas ha situado al pastel en el año 1490, cuando un joven aristócrata llamado Ughetto Atellani de Futi manifestó el amor que sentía por la hija de un pastelero de Milán haciéndose pasar por un aprendiz.

Así inventó un pan azucarado con forma de cúpula con frutas confitadas y aroma de limón y naranja. Tan deliciosa resultó ser su creación que los milaneses comenzaron a acudir en masa a la pastelería a pedir el pan de Toni, ya que así se hacía llamar el aprendiz improvisado. De aquí dicen que proviene el nombre de panettone.