La oferta gastronómica que nos encontramos en la ciudad de Barcelona abraza todo tipo de gustos y necesidades. Con especial importancia en los últimos años, los lugares para merendar se han convertido en uno de los principales atractivos a nivel gastronómico tanto para los propios habitantes de la capital como para sus visitantes.

Un recorrido a lomos de algunos de los barrios barceloneses más populares en busca de los mejores locales a los que acudir a disfrutar de una merienda inolvidable.

COSMO GALERÍA

Desde su apertura, Cosmo Galería se ha convertido en una de las cafeterías más queridas del barrio del EixampleSe encuentra situada en el número 3 de la calle Enric Granados y su principal característica es que actúa al mismo tiempo como cafetería y galería de arte.

Su ambiente relajado y la decoración con la que cuenta el espacio han provocado que se haya convertido en uno de los lugares preferidos para estudiantes y personas que buscan un poco de tranquilidad para trabajar. Además, su carta nos ofrece diferentes piezas de bollería, una gran cantidad de café y zumos naturales, además de una amplia oferta de bocadillos para conquistar cualquier paladar. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

❤️¡Más amor todos los días por favor!❤️ ........... ✨❤️More love everyday for everyone ✨

Una publicación compartida de Galeria Cosmo (@galeriacosmo) el

SIRVENT BARCELONA

En el barrio de Sant Antoni, concretamente en la Ronda Sant Pau 67, se encuentra Sirvent. Un espacio gastronómico de decoración modernista que se ha ganado el haberse posicionado como uno de los paraísos para los más foodies de la ciudad barcelonesa.

En Sirvent podremos degustar horchata de la mejorar calidad, además de diferentes helados, dulces y diferentes piezas de bollería completamente artesanales. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de . ⚡ bRais (@click_man) el

GRANJA VIADER

Es imposible referirse a los mejores locales para merendar en Barcelona y no caer en la tentación de acudir a Granja Viader, uno de los restaurantes más míticos que nos podremos encontrar en la capital catalana. 

Abrió sus puertas por primera vez en el año 1870 en forma de obrador y, desde entonces, ha ido transformándose en diferentes espacios y negocios hasta llegar al actual: una de las cafeterías con más personalidad de la capital catalana. Se encuentra ubicada en la calle Xuclà, 4.