Entrada del restaurante Apluma en la calle Santaló / TRIPADVISOR
Entrada del restaurante Apluma en la calle Santaló / TRIPADVISOR

Los mejores restaurantes de Sarrià no solo para pijos

Estos son los establecimientos más destacados de la zona alta donde poder comer por un precio asumible

D.F.

En un momento especialmente complicado para los restauradores de toda Barcelona, es importante que, aquellos vecinos que puedan permitírselo, vayan poco a poco recuperando la costumbre de ir a comer fuera de casa. Esta vez, desde Metrópoli Abierta hemos enfocado el prisma en los establecimientos del distrito de Sarrià-Sant Gervasi. Por ello, traemos una lista con los mejores restaurantes de la zona alta de la capital catalana, poniendo el foco en aquellos cuyos precios no son prohibitivos:

OH BO

Restaurante con carta orgánica y estacional con producto de kilómetro cero en un local con decoración industrial y acogedora, con grandes ventanales para disfrutar de las mejores vistas que ofrece la Ciudad Condal.

El restaurante Oh Bo está situado en el nº15 de la calle Doctor Fleming / OH BO
El restaurante Oh Bo está situado en el nº15 de la calle Doctor Fleming / OH BO

El Oh Bo cuenta con una cocina natural, fresca y saludable. Tiene una inmejorable localización, en la calle Fleming (en la zona de cines de Sarrià), pero aún mejor es su concepto de cocina de proximidad, muy sabrosa y variada.

LA XARXA

Cocina de mercado donde se rinde culto a la materia prima de calidad y se ofrecen grandes elaboraciones y platillos únicos, que encuentran en una seleccionada bodega, el maridaje perfecto para un experiencia inolvidable.

La Xarxa cuenta con un nueva localización mucho más grande en el que la comodidad y el espacio se unen con la buena cocina gallega tradicional, para ofrecer un excelente resultado final.

FASTUC

Fastuc es un restaurante de cocina mediterránea de autor situado en el corazón de Sant Gervasi, donde el Chef italiano Giuseppe Cusimano encandila a los comensales con sus creaciones.

Entrada del restaurante Fastuc, en la calle Oliana / GOOGLE MAPS
Entrada del restaurante Fastuc, en la calle Oliana / GOOGLE MAPS

En este local de la calle Oliana se puede encontrar platos muy elaborados en los que el sabor es el gran protagonista. El arancini de trufa y ceps con espuma de parmesano o el atún al Fastuc con caponata de berenjena al miso son dos de sus grandes platos.

CASA TEJADA

Considerado un clásico entre los locales de tapas del Upper Diagonal. Ya ha cumplido 50 años sirviendo bravas, croquetas, ensaladillas y cañas, entre muchos otros platos y bebidas.

A pesar del mal momento, por la devastadora crisis económica que ha dejado el Covid-19, su popularidad sigue intacta y en el bar y en su terraza se puede encontrar a gente de toda la ciudad, aunque muy especialmente a vecinos residentes cerca del Turó Park.

BARRA ALTA

El Barra Alta es un restaurante abierto por el veterano cocinero y chef Daniel Roca. Ofrece productos de lo más selectos para todos los bolsillos desde una ubicación envidiable, como es la calle Laforja, en pleno barrio de Sant Gervasi-Galvany.

Interior del restaurante Barra Alta, en la calle Laforja / GOOGLE MAPS
Interior del restaurante Barra Alta, en la calle Laforja / GOOGLE MAPS

Algunos de los platos más destacados son el tartar de bogavante y vieira sobre tortita, el mar y montaña de capipota con bacalao o los dados de morro confitado. Y todos ellos te saldrán por precios no muy altos.

APLUMA 

El chef de alta cocina, Eugeni de Diego, llegó en 2018 a la calle Santaló con una propuesta de pollo gourmet a l’ast muy interesante en calidad y precio. En el Apluma no solo destaca la gran calidad del pollo que se cocina sino también por sus acompañamientos, que son un regalo para el paladar. Aquí entra la berenjena de miso, la escalivada o las sabrosas patatas fritas.

Además del rustido, del pollo vas a disfutar más platos, como sus croquetas o los canelones con manzana y foie. El Apluma también cuenta con servicio de take away.

LA BALSA

La Balsa está situado en el barrio de la Bonanova, cerca de la Ronda de Dalt y a los pies del Tibidabo. El edificio es una estructura en madera con grandes ventanales, que permiten entrar mucha luz que, mezclada con la verdura ambiental, le dan una atmósfera muy singular.

Su propuesta gastronómica es cocina de mercado puesta al día. En definitiva, uno puede degustar los mejores ingredientes posibles y probar platos clásicos adaptados a los tiempos que corren.

A diferencia de las otras, esta es una propuesta un pelín más cara. Además se trata de un restaurante perfecto para citas íntimas o comidas de negocios en las que se necesita un ambiente lujoso y relajado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.