El roscón de Reyes es toda una tradición en el día más mágico del año. En unas navidades marcadas por la necesidad de adaptarse a la pandemia, hay pasteleros que también se han animado a reinventar el roscón. Es el caso de Carlos Garcia Plaza, el dueño de La Cantonada, una panadería situada en el barrio del Camp de l'Arpa del Clot, en Sant Martí.

Con su receta, este pastelero ha ganado el premio al segundo mejor roscón de Reyes de Cataluña. En un concurso que velaba por mantener la elaboración tradicional, el joven repostero ha añadido un toque de innovación que ha sido todo un éxito.

Detalle del relleno de mazapán del roscón de Reyes / CEDIDA
Detalle del relleno de mazapán del roscón de Reyes / CEDIDA 

REINVENTAR LO TRADICIONAL

Las bases del concurso exigían que se presentase el típico roscón hecho con mazapán. No obstante, Carlos decidió ser fiel a su idea de negocio y aportarle un toque innovador al dulce de toda la vida.  “Al final, el mazapán es una mezcla de frutos secos y azúcar, ¿por qué no reinventarlo?”, justifica el pastelero. 

Lo más común en este postre navideño es utilizar la almendra para la masa del interior, pero en La Cantonada son “amantes de la avellana” y decidieron utilizarla en la receta para el concurso. ¿El resultado? Un roscón relleno de un mazapán casero y único –hecho con mitad almendra, mitad avellana– al que le añadieron un toque de bergamota (un cítrico italiano) para añadirle “limpieza al paladar”.

Carlos Garcia Plaza, ganador del segundo premio al mejor roscón de Cataluña / CEDIDA
Carlos García Plaza, ganador del segundo premio al mejor roscón de Cataluña / CEDIDA 

LA RECETA ESTRELLA

Además del peculiar relleno, la ternura y la suavidad del brioche conquistaron al jurado que lo eligió entre más de 60 roscones de toda Cataluña. Para la cobertura, escogieron un crumble de avellana –la gran protagonista de la fórmula–, y la mejor fruta confitada posible: naranja sanguina y cereza amarena cuidadosamente seleccionadas.

Más allá de los ingredientes óptimos, el roscón necesita “paciencia y cariño”. Por ello, Carlos le otorga una gran importancia a cuidar cada detalle, desde la cocción del mazapán hasta el toque final del confitado. “Es algo que he aprendido de mi familia y que quiero mantener pese a que le añada un toque vanguardista a todos los postres”, explica el repostero.

Hornos tradicionales de elaboración de los roscones de Reyes / M.A
Hornos tradicionales de elaboración de los roscones de Reyes / M.A

DOBLAR LAS VENTAS

El buen resultado en el certamen y la creciente popularidad de la panadería en las redes sociales han hecho que la demanda de roscones se dispare. No obstante, Carlos asegura que han realizado “una predicción ajustada para poder satisfacer con creces a cada cliente”. Según sus recursos, auguran vender el doble de roscones que el año pasado.

El joven artesano celebra la acogida de su negocio y la creciente popularidad, pero mantiene que, para fidelizar a los nuevos clientes, “no puede priorizar la cantidad a la calidad que se les ofrece”. Por ello, Carlos apuesta por brindar una atención personalizada a cada comprador tanto en sus redes sociales como en el servicio en tienda. 

Croissants almendrados de La Cantonada / CEDIDA
'Croissants' almendrados de La Cantonada / CEDIDA

CUIDADOSA VARIEDAD

Si en esta pastelería, situada en el número 314 de la calle de Dos de Maig, sorprenden a los vecinos con sus versiones especiales de todo tipo de dulces, como los croissants o los roscos, también querían hacerlo con los roscones, el dulce más apreciado por el repostero.

Desde que el negocio empezó hace más de cuatro años, además de los rellenos alternativos al mazapán más tradicionales –la nata y la trufa–, ofrecen roscones de turrón y de tiramisú. “Estas creaciones cada vez tienen más éxito entre todo tipo de público”, celebra Carlos.

PUNTO DE PARTIDA

“Ha sido un año complicado y de transformación constante”, explica el pastelero. Tras haber apostado por el delivery y por la promoción en redes en el último año, el resultado del certamen supone un nuevo punto de partida para el negocio.

“Que la gente nos conozca gracias al certamen es una oportunidad para mostrar a los barceloneses lo que hacemos”, cuenta Carlos. Su objetivo es “convertirse en una referencia barcelonesa” y, por ahora, vender el mejor roscón de Barcelona les permite dar un gran paso hacía delante.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.