Entre la amplia oferta gastronómica que acoge Barcelona, todavía son muchos los rincones que existen en la ciudad capaces de ofrecer una experiencia única a todos sus visitantes. Es el caso de La Cachapera, un restaurante venozolano que, desde su apertura, se ha consolidado como uno de los referentes de la cocina especializada en su país de origen. 

Su nombre hace referencia a uno de sus platos estrella, convertido en un icono en Venezuela, las cachapas. De aspecto muy similar al de un cupcake, la base de esta masa se realiza a partir de maíz tierno molido. Con el objetivo de respetar al máximo la esencia de dicha comida, las cachapas se elaboran manteniendo al máximo el proceso de elaboración tradicional, con queso de mano, carne mechada y jamón como base. Un conjunto de ingredientes al que se le puede sumar multitud de variantes mucho más atractivas.

OPCIONES PARA TODOS LOS GUSTOS

Una de las principales señas de identidad de este restaurante es la gran variedad de propuestas que ofrece a sus comensales, con diferentes sabores con los que satisfacer a todo tipo de paladares. Algunas de las opciones más destacadas son La Reina Pepiada, hecha con pollo y aguacate, o el Junquito, que incluye cerdo frito. No obstante, existen muchas más, adaptándose en todo momento a los productos típicos de la temporada.

Inicialmente, La Cachapera solo tenía presencia en los mercados alternativos que tanto éxito tienen en Barcelona, siempre en forma de food truck. No obstante, y a consecuencia de su gran acogida, pronto el negocio fue adaptándose y adquiriendo la forma de restaurante tradicional, asentado en un emplazamiento físico que todavía mantiene, en el número 57 del carrer Villaroel.

ASENTADO EN EL CONCEPTO STREET FOOD

En Venezuela, la cachapa es uno de los alimentos más vinculados con el concepto street foodque también supone una de las tendencias culinarias del país. En su aterrizaje en Barcelona, los dueños han querido replicar el modelo de negocio, ofreciendo la misma experiencia y posicionándose como una alternativa healthy a este movimiento gastronómico.

Además de su excelsa calidad en la cocina, en este original local se puede disfrutar de los sabores típicos de algunas de las bebidas con mayor tradición de la región, como los batidos de frutas, la cerveza Malta o los cócteles tan característicos de Venezuela.