El verano es época de gazpacho. Posicionado como uno de los platos típicos con los que cuenta la gastronomía española, cuando los grados del termómetro comienzan su escalada, es momento de echar mano de una de las opciones gastronómicas más frescas y saludables. 

Sin embargo, y pese a que cada vez son más los lugares en los que podemos disfrutar de su sabor, en Barcelona existen una serie de locales especializados en su elaboración. Tres restaurantes pensados para satisfacer los paladares más exigentes. 

EL ESCAIRÓN

Situado en carrer Fontorodona 5, se encuentra uno de los restaurantes que mejor trabajan la elaboración de este característico plato. Se trata de El Escairón y es uno de los más conocidos del barrio de Poble Sec. Su gazpacho, debido al fuerte sabor a tómate que desprende, se ha posicionado como uno de los más populares de toda la ciudad. 

Disfrutarlo no será sencillo. Y es que, especialmente los fines de semana, las colas de El Escairón harán que, si no contamos con reserva, tengamos que esperar un rato en la puerta esperando a que se libere alguna mesa. Sin embargo, la espera seguro que merecerá la pena. 

EL OLIMPO

Algo más céntrico que el anterior, en carrer Aragó 74 está situado otro de los locales más populares. El Olimpo trabaja el gazpacho como nadie. De carácter casero, el secreto del sabor de su gazpacho es que todos los tomates se compran de manera diaria, eligiendo uno por uno los que mejor aspecto y sabor van a tener.

Su relación calidad / precio, buen servicio y el ambiente que se respira en el interior han situado a El Olimpo como una de las mejores opciones que podemos encontrar en la ciudad.