Es época de calçots. Instagram se llena de imágenes y vídeos de nuestros amigos degustando esta delicia gastronómica, y como es normal, nos morimos de la envidia. 

Hacer una calçotada suele ser un planazo. Una excusa ideal para reunir a un gran grupo y disfrutar de un día diferente en un ambiente distinto, divertido y agradable. Pero muchas veces suele ser complicado encontrar el lugar perfecto o desplazarse hasta una masía lejana, es por eso que BMagazine ha hecho un listado de los mejores lugares para comer buenos calçots sin salir del Área Metropolitana de Barcelona

MASÍA CAN VILALLONGA

Comer este plato típico de la gastronomía catalana en una masía del siglo XIV no tiene precio. Can Vilallonga es un antiguo edificio de la Edad Media que en su día formó parte de las tierras del monasterio del municipio. 

Situada en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), a menos de 30 minutos en coche y tres cuartos de hora de la ciudad, es una de las mejores (y más cercanas) opciones para comer una buena calçotada.

Esta masía es una de las mejores ubicaciones según Tripadvisor para comer cebollas asadas con salsa romescu, además los comensales también recomiendan sus carnes a la brasa. Eso sí, los usuarios del comparador avisan de la importancia que tiene reservar con tiempo, ya que suele estar lleno. 

Calçots en Can Vilallonga fotografiados por un usuario de Tripadvisor
Calçots en Can Vilallonga fotografiados por un comensal / TRIPADVISOR

NOU CAN MARTÍ

Situado en el pasaje de la Font del Mont, muy cerca de la carretera de les Aigües, se encuentra Nou de Can Martí, un restaurante con unas vistas únicas ideales para una gran calçotada. La clientela acude por lo cercano que es el lugar al centro de Barcelona, el excelente servicio que presenta y su comida de calidad, entre la que destacan los calçots, la carne a la brasa y su relación calidad precio. 

Calçotada en Nou Can Martí / TRIPADVISOR
Calçotada en Nou Can Martí / TRIPADVISOR

CAN CORTÈS 

Can Cortès es uno de los mejores lugares para comer una calçotada. Ubicado en la carretera de l'Arrabassada el restaurante ofrece unas vistas idílicas de Collserola. 

Este restaurante ofrece menús de calçotada para grupos pequeños o empresas, por lo que la atención es la mejor. En el precio cerrado entra todo tipo de carnes a la brasa, calçots ilimitados, salsa romescu casera, bebidas, postre: todo lo necesario para comer de la mejor manera y pasar un día increíble entre amigos o familia. 

Teja de calçots de Can Cortés / CAN CORTÉS
Teja de calçots del restaurante Can Cortés / CAN CORTÉS

CAN BORRELL

Can Borrell cuenta con más de quince menús para disfrutar de una buena calçotada en una auténtica Masía. Situado en Sant Cugat del Vallès es un restaurante típico catalán que ofrece la gastronomía más típica y deliciosa de la zona. 

Los usuarios de Tripadvisor destacan su abundancia y la calidad de sus productos. También aseguran que los caracoles a la llauna son excelentes, al igual que su amplia selección de carnes a la brasa o platos como los canelones o los macarrones hechos al horno. 

Masía Can Borrell, en la que se puede degustar una buena calçotada / CAN BORRELL
Masía Can Borrell, en la que se puede degustar una buena calçotada / CAN BORRELL

MUSSOL

Aunque parezca imposible comer una gran calçotada también es posible en el centro de Barcelona. Mussol, que cuenta con cinco restaurantes repartidos en la capital catalana es experto en cocina catalana y mediterránea de la mejor calidad. 

Siempre que empieza la temporada de los calçots sus comedores se llenan de grupos de amigos y familiares que disfrutan de este plato típico. Sus menús de grupo a precios súper asequibles ​son una gran opción del 18 de enero al 5 de abril, que es lo que duran las promociones en la cadena de restauración. 

Calçotada en uno de los restaurantes Mussol / MUSSOL
Calçotada en uno de los restaurantes Mussol / MUSSOL