Siempre se ha dicho que Barcelona es de las ciudades más europeas de España. Sus amplios horarios de trabajo y ocio (entre otros motivos) hacen que sea una metrópolis diurna y nocturna, pero pese a ello, hay veces que se escucha eso de “hemos cerrado cocina”.

Para los más rezagados a la hora de sentarse a la mesa siempre quedan opciones disponibles más allá de las tradicionales cadenas de fast food o del reparto a domicilio.

CASA ALFONSO

Antes de que el primer Alfonso García de la dinastía que regenta este establecimiento abriera sus puertas en 1934, el local era un almacén de curtidos. La historia de los 75 años del bar Casa Alfonso se conserva en cada detalle de su decoración: la barra, que ha sufrido distintas ampliaciones, es de varias tonalidades, y conserva las sillas y los suelos del siglo pasado.

A partir de los años 80 es cuando este bar se reconvierte en restaurante. A sus ya míticos bocadillos de embutidos, especialmente los de jamón, se han añadido a la carta distintas raciones y tapas variadas. Ubicado en la calle Roger de Llúria, 6, abre todos los días excepto los domingos, de 08.00 de la mañana a 01.00 horas de la madrugada. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Restaurant Casa Alfonso (@casaalfonso) el

ELS TRES TOMBS

Es todo un clásico del barrio del Raval, ya que ni los más viejos del lugar recuerdan cuándo abrió. De hecho, Els tres tombs es el típico local "de los de toda la vida".

No es apreciado especialmente por su alta cocina, pero sí por ser el lugar idóneo para que los más noctámbulos acudan a reponer fuerzas a base de sus tapas, bocadillos y raciones. Ubicado en el número 2 de la Ronda de Sant Antoni, abre todos los días desde las 06.00 horas de la mañana a las 03.00 horas de la madrugada.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de carlos marin (@carlosmarin46) el

EL VELÓDROMO

Este emblemático bar de Barcelona ha sufrido una gran transformación después de su reapertura de mano del Grupo Moritz, pero sigue manteniendo su fidelidad al ambiente familiar y al respecto por la cocina tradicional catalana que siempre le ha caracterizado. El estilo art decó de El Velódromo se ha modernizado con la incorporación de algunos elementos, pero sigue siendo uno de los lugares más vintage de toda Barcelona. 

Para los días de sol, los clientes más fieles recomiendan su amplia terraza. Ya en los años 80 era un local de moda y un punto de encuentro de intelectuales y ahora cuenta con Carles Abellán (con una estrella Michelin) al frente de sus fogones. Lo más exitoso de su carta son los platos de cocina catalana y sus tapas. Ubicado en Calle de Muntaner, 213, abre de lunes a viernes de 07.00 horas de la mañana a 02.00 horas de la madrugada y los sábados y domingos desde las 06.00 horas hasta las 03.00 horas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Bar “Velódromo” (@velodromo_bar) el

FLASH FLASH 

El restaurante Flash Flash es una de las mejores tortillerías de Barcelona. Ubicado en la calle Granada del Penedès número 25, cuenta con una decoración al más puro estilo arte pop con tonos blancos y negros. El establecimiento fue abierto en 1969 y desde hace muchos años es una eminencia por sus famosas tortillas. 

La cocina, abierta todos los días de la semana de la 13.00 horas del mediodía a la 01.00 horas de la madrugada, realiza todo tipo de tortillas y cocina mediterránea y de mercado, con un servicio rapidísimo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Flash Flash Tortilleria BCN (@flashflashbarcelona) el

TORPEDO

El bar Torpedo, situado en el número 143 de la calle Aribau, lo peta desde su apertura. Impulsado por el reconocido cocinero Rafa Peña y el gastrónomo Juanlu López, es conocido por sus bocadillos, sus platos de picoteo, las cervezas artesanales y sus vinos naturales. Su bocadillo estrella es la cangreburger y en la carta destacan también las croquetas, la hamburguesa al estilo Peña y los bocadillos de panceta terayaki y de albóndigas, tomate, mozzarella y albahaca. 

Aunque este establecimiento cierra los lunes, como muchos otros en Barcelona, su horario es de 13.00 horas del mediodía a 03.00 horas de la madrugada durante todos los días de la semana, exceptuando los martes, que cierra a las 02.00 horas. Sin duda es una opción rápida y deliciosa para los más noctámbulos y foodies de la capital catalana. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de - Bar Torpedo - (@bartorpedo) el

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.