Los restaurantes y pizzerías italianas tienen un importante peso en la gastronomía local de Barcelona. En los diferentes distritos que componen la capital catalana, se pueden encontrar varios locales especializados en la comida de esta región europea.

De entre todos los productos típicos, las calzone ocupan un lugar especial. Su similitud con las pizzas hacen que sean muchos los que confunden ambas. La principal diferencia estriba en que las calzone van cerradas completamente. Resulta un plato más contundente a primera vista y para algunos es más sencillo de comer. Estos locales han convertido este característico producto italiano en una de sus señas de identidad. 

BUON APPETITO

En el número 19 de la avenida de Marqués de l'Argentaria se encuentra Buon Appetito, uno de los locales de Barcelona más frecuentados por los propios italianos que viven en ella. Sus dueños, de origen italiano, son expertos conocedores del proceso de elaboración de todos los productos propios de la región. 

Sin embargo, si hay un producto que destaca por el sabor original que desprende son las calzone, convertidas en una de las propuestas distinguidas de su carta. En Buon Apettito se respetan tanto los ingredientes como el proceso de elaboración que dicta la gastronomía italiana. El sabor que desprenden es único. 

L'ALDILÀ

L'Aildilà se encuentra en la calle de la Llacuna, 106, y es otro de los nombres propios de la gastronomía italiana en la capital catalana. Una de sus grandes diferencias con respecto al resto de restaurantes especializados en este tipo de comida es la amplitud de su carta.

En ella, destacan las diferentes variedades de calzone que se concentran en su cocina, especialmente pensadas para satisfacer todos los gustos de sus clientes.

SUPER PIZZA

El barrio de la Sagrera concentra entre sus calles uno de los mejores sitios de pizza de toda la ciudad. Se trata de Superpizza y está situado en la calle Olesa, 43. 

Su carta de pizzas es una de las más amplias que se pueden encontrar, convertiendo al establecimiento en uno de los templos para los amantes de las mismas. Del mismo modo, también cuenta con una amplia oferta de calzones y diferentes variedades de cada una de ellas. Están dispuestas a conquistar cualquier estómago