El verano ya está cerca y el calor empieza a notarse. Cuando llegas sudando a los sitios e intentas buscar cualquier esquina con sombra para refugiarte del sol abrasador, es que ha llegado la hora de tomarse una horchata bien fresquita. Esta bebida refrescante, originaria de Alboraya (Valencia) y preparada con agua, azúcar y chufas mojadas, es síntoma de que la temporada estival ha llegado. Por eso BMagazine ha hecho un exhaustivo estudio de las mejores horchaterías de la Barcelona, para que nadie se sienta engañado al probar el primer sorbo de horchata. 

SIRVENT 

Desde 1920 es el lugar de referencia para los amantes de la horchata en Barcelona. El respeto al sabor y a la metodología tradicional a la hora de elaborar la bebida es algo que ha conquistado a los fieles que cada verano acuden a beberla. La cola de personas que esperan fuera del local da fe de la calidad de sus productos. A parte de horchata sirven turrones y helados que están considerados de una calidad inmejorable. Todo un must para los que amen la horchata. 

 

 

LA VALENCIANA

Su nombre indica la procedencia de la bebida, por lo que es una buena señal para los transeúntes que se paran a contemplar el mostrador. Esta mítica horchatería, que lleva desde 1910 elaborando los postres más dulces del verano en Barcelona, es una gran opción para los que busquen el sabor de la verdadera horchata. Además, sus reposteros preparan los mejores fartons (cañas de bizcocho que acompañan a la bebida), que sirven de tres en tres. Sin duda, un dos en uno para las tardes más calurosas. 

 

 

EL TÍO CHE 

Esta horchatería, que sufrió un lamentable ataque independentista el pasado mes de abril, es una de las más míticas de Barcelona. Situada en plena Rambla del Poblenou, enfrente del Casino de la Aliança, es un lugar ideal para tomar algo las tardes más calurosas del verano. A parte de elaborar las mejores horchatas de Barcelona, realizan una exquisita leche merengada, agua de avena y helados artesanos que generan largas colas. Como dato curioso: antes solía estar situada en otro lugar de la ciudad, pero una bomba de la guerra civil la destrozó por completo. 

 

 

VERDÚ

Decorada en colores pastel y amueblada con sillas metálicas y una gran barra antigua, la horchatería Verdú transporta a cualquiera a los años 80. Sus dueños presumen de preparar la horchata a diario, que acostumbran a servir mientras hace calor, entre primavera y el inicio del otoño. Aunque en invierno dejen de hacer la bebida valenciana, siguen vendiendo turrones artesanales de muy alta calidad. 

 

Horchatería Verdú
Horchatería Verdú

 

PLANELLES DONAT

Esta horchatería es la más céntrica de la ciudad, y ofrece una particularidad que otras no, está abierta todos los días del año. La bebida viene acompañada de un variado surtido de dulces que le dan un toque maravilloso y completan una merienda perfecta. El local también elabora auténticos turrones de Jijona en invierno y vende online durante todo el año

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

horchata 🍼

Una publicación compartida de Mill (@milludomrat) el