En los últimos años, las bodegas parecen haber vivido su segunda juventud, especialmente en ciudades como BarcelonaCon Instagram nutriéndose cada vez más de fotos de estos característicos espacios, hemos realizado una selección de algunas de las bodegas más icónicas de la Ciudad Condal.

A continuación, una selección de los mejores lugares para disfrutar de un buen vino, las mejores tapas y un ambiente difícil de encontrar en cualquier otro punto de la ciudad. 

BODEGA CAROL

Sobre el número 558 de la calle Aragó se asienta la Bodega Carol, una de las más conocidas de la ciudad. Vermut, vino, embutido y un sinfín de productos conforman la amplia carta que acoge uno de los locales con más encanto del barrio del Clot. 

Es un habitual ver a los vecinos del barrio disfrutando de algunos de los platos típicos que ofrece a todos los comensales. Además, especialmente en los últimos meses, cada vez son más los vecinos de los barrios aledaños los que escogen esta bodega para disfrutar de una comida en familia o con amigos. 

VIVA LA PEPA

Viva la Pepa es, sin duda, uno de los locales con más encanto que guardan las calles de Barcelona. Situado en la calle Saragossa número 86, desde sus inicios es considerado uno de los templos para disfrutar de cualquier partido del F.C. Barcelona.

Su interior permanece inherente al paso del tiempo, conservando la decoración con la que abrió sus puertas por primera vez, hace ya unas cuantas décadas. En su carta de bebidas y su comida casera encontramos la razón al por qué de su longevo éxito. 

BODEGA PÀDUA

En la zona alta de la ciudad, en la calle Pàdua número 92, se encuentra la bodega Pàdua, uno de los principales referentes de Barcelona. Un negocio familiar con más de 60 años de tradición en el que el vermut artesanal, los caracoles de la casa y las diferentes tapas que gobiernan su carta son sus principales atractivos. 

No solo es su interior el que desafía al paso del tiempo, también los precios, manteniendo una propuesta con una de las mejores relaciones calidad / precio que podemos encontrar en la Ciudad Condal. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Després d'un anticrisis perquè no continuar amb tapetes amb coques i porronet de vi....

Una publicación compartida de Bodega Pàdua (@bodegapadua) el