La escena gastronómica de la ciudad de Barcelona está de enhorabuena. Recientemente ha recibido la apertura de uno de los grandes, el Bivio. Un restaurante que se empeña en redefinir un concepto tan arraigado como es el de cocina mediterránea y lo eleva a un nivel superior. 

Su puesta en escena ya es toda una experiencia que merece ser vivida. En un primer momento nos encontramos con su espacio interior, repleto de cristaleras, detalles que rezuman elegancia y la presencia de la luz natural que invade cada rincón del mismo. A continuación se encuentra su terraza, actuando como el lugar de reunión perfecto para disfrutar del sabor de su extensa carta. Y, por último, una barra que actúa de espacio informal en la que sus bármanes ofrecen la máxima originalidad en cada una de sus creaciones.

APOSTANDO POR LA COCINA MEDITERRÁNEA

Bivio apuesta por la cocina mediterránea desde una perspectiva que no se había conseguido antes. Para ello, une sabores tan dispares como los de la gastronomía italiana y la española. Fusionando sus platos más tradicionales y creando una nueva personalidad propia. Su ensalada de burrata y sus croquetas de jamón son una buena muestra de ello.

Su gran especialidad son los arroces, y eso tiene un especial mérito si tenemos en cuenta que se encuentra muy próximo a uno de los barrios con mayor tradición arrocera de la ciudad de Barcelona, el barrio de La Barceloneta. Concretamente, en el paseo Joan de Borbó, 60. 

UBICADO EN UN LUGAR HISTÓRICO

En el Bivio hasta la ubicación ha jugado un papel clave. Y es que el restaurante se encuentra en el mismo lugar en el que estuvo ubicado uno de los grandes históricos de la ciudad de Barcelona, el Puda Can Manel. El que fue, hasta el día de su cierre, el restaurante más antiguo de Joan de Borbó. 

Su cocina está regentada por José Manuel Castro, el mismo cocinero que estuvo al mando de la cocina en el Hotel Arts en la década de los 90 y que trabajó en Jaleo, el restaurante del cocinero José Andrés en la ciudad americana de Washington. Una demostración de su compromiso con la excelencia.