Barcelona cuenta con una agenda cultural llena, y entre tanta opción las obras de teatro pasan más desapercibidas. Sin embargo, el backstage causa morbo, las visitas entre bambalinas del escenario llaman mucho la atención. Pero, ¿y si sumáramos comida a esa atracción? De toda esa mezcla surge Barietés, un restaurante decorado como la parte trasera de un teatro que te hará sentir en un backstage real.

 

La decoración de backstage del restaurante Barietés / V. M.
La decoración de backstage del restaurante Barietés / V. M.

 

La ambientación empieza desde la entrada. La puerta metálica de Barietés te da la bienvenida al local con un stage door. Dentro del establecimiento, encontramos un cartel donde nos animan a aplaudir (la deliciosa comida que sirven). Las lámparas tampoco se salen de la temática, los elementos de luz imitan a los deslumbrantes focos.

LOS PLATOS QUE DEBES PROBAR

Hasta la carta sigue la estética del teatro. Los entrantes forman parte del primer acto, y os será difícil escoger entre los deliciosos platos que proponen. Sin embargo, no podéis salir del restaurante sin probar las patatas bravas barietés, una vuelta de tuerca a la receta tradicional. La ensaladilla rusa es otro plato a considerar para empezar con nuestro almuerzo. 

 

Las patatas bravas barietés, una receta que da la vuelta al típico plato / V. M.
Las patatas bravas barietés, una receta que da la vuelta al típico plato / V. M.

 

Los cocineros de Barietés se sacan de la chistera unos Scoth eggs. Este delicioso plato consiste en un huevo pasado por agua al que han quitado la cáscara para recubrirlo en una mezcla de carne picada, y que luego se reboza con pan rallado para freírlo. Una receta tan exquisita que os dejará con la boca abierta cuando partáis el huevo por la mitad y la sabrosa yema se esparza. 

 

 

UBICACIÓN EXCEPCIONAL

Barietés se esfuerza en innovar recetas para que ningún comensal tenga la sensación de que podría cocinarlas, todos sus productos son ecológicos o de proximidad. A parte de las originales recetas ofrecen opciones tradicionales. Y nada puede ser más clásico que una tortilla de patata. Además, este plato es la vedette, de una obra derivada del cabaret, de todo el menú de la tortillería. 

 

 

En definitiva, merece la pena visitar este restaurante situado en pleno corazón del la avenida Paral·lel. Los fundadores del proyecto aspiran a convertirse en el local de referencia para tomar algo después de las funciones de los teatros de alrededor. Barietés homenajea la tradición teatral de Barcelona hasta con el nombre: varietés es un género con obras más amenas y populares.