Las típicas callejuelas del barrio de Gràcia esconden una gran cantidad de rincones secretos y lugares por explorar en los que refugiarse de las altas temperaturas. En ellos podremos disfrutar del sabor de los mejores gintonics o de las tapas más características del barrio.

A continuación, un recorrido en busca de los rincones secretos a nivel gastronómico que el distrito de Gracia nos ofrece. 

BODEGA QUIMET

La primera parada la realizamos en la calle Vic, 23. Se trata de Bodega Quimet y es uno de los locales más míticos y reconocidos de la ciudad de BarcelonaEs especialista en la elaboración de vermuts y es un habitual ver a gente disfrutando de esta característica bebida todos los días justo antes de la hora de comer.

Su interior es muy acogedor, repleto de botellas de vino y diferentes bebidas alcohólicas que acaparan todo el protagonismo. Además, cuenta con una amplia oferta de tapas, ideales para alcanzar el maridaje perfecto.

LA TRINI

La Trini es otro de los locales típicos del barrio de Gracia. Con el paso de los años se ha convertido en un must en nuestra visita a esta zona de la Ciudad Condal. Se encuentra en la calle Verdi, 30. La gran variedad que presenta su carta hace que sea el lugar perfecto al que acudir para ir a comer, a cenar o, simplemente, a tomar algo en un after work

Al ambiente que ofrece a sus clientes, además de la amabilidad de todo su personal, son las dos grandes bazas a tener en cuenta. 

BAR PIETRO

El bar Pietro es el lugar de tapas de Gracia por excelencia. Se ubica en una de las calles principales del barrio, en el número 197 de Travessera de Gràcia, y en su interior podremos encontrar todo tipo de marcas de vino, de cerveza y de diferentes cócteles con los que dar la bienvenida al fin de semana.

Acompañados de sus pinchos de tortilla, sus boquerones o las diferentes tapas que ofrece se antoja como el lugar perfecto para dar rienda suelta a los paladares más exigentes.