Escuchar música en directo siempre es un buen plan. Y si es antes de salir de fiesta, todavía más. En Barcelona cada vez hay más establecimientos que nos permiten tomar una copa al son de algunos de los artistas locales más reconocidos. Una oportunidad perfecta para disfrutar gratis de diferentes actuaciones y conocer a las estrellas del futuro.

Por ello, iniciamos un recorrido que nos llevará a descubrir algunos de los mejores locales de la Ciudad Condal para comenzar a calentar motores para una noche de fiesta. Tres pubs que se han convertido en protagonistas de la escena nocturna barcelonesa.

LONDON BAR

El London Bar es uno de los locales más míticos del ocio nocturno de la ciudad. Tras un tiempo que permaneció cerrado, hace unos años volvió a abrir sus puertas con la misma energía de siempre. Está situado en pleno Raval, muy próximo a Las Ramblas. Concretamente en la calle Nou de la Rambla, 34.

Por su escenario han pasado desde el año 1910 algunos de los grupos más populares de la escena. Y es que lleva años convertido en uno de los puntos de encuentro de la ciudad para comenzar una noche festiva.

NOU RACÓ 169

El Nou Racó 169 es otro de los locales famosos de la escena barcelonesa. Cuando alberga uno de sus múltiples conciertos, es prácticamente imposible encontrar un hueco, por lo que es coneniente acudir con mucha antelación.

Se encuentra muy próximo al casco antiguo, en la calle Casanova, 169, y destaca por la gran variedad de bebidas alcohólicas y cócteles que ofrece en su carta.

THE PHILARMONIC

En el barrio de l’Eixample, The Philarmonic acapara todo el protagonismo de aquellos que quieren tomar una copa o una cerveza mientras disfrutan de buena música en directo. Está ubicado en la calle Mallorca, 204 y por sus instalaciones han pasado algunos de los mejores grupos emergentes de multitud de estilos musicales que han nacido en Barcelona.

Para consultar sus actuaciones es recomendable acudir a su página web. Dependiendo del grupo, suele estar abarrotado de gente, por lo que es conveniente acudir con un tiempo de antelación. Especialmente si quieres estar sentado en una mesa.