El Museo Picasso de Barcelona vuelve a abrir sus puertas mañana viernes con un nuevo espacio de acogida al visitante y un recorrido por la colección permanente de sentido único para facilitar las visitas y garantizar las medidas higiénicas y de seguridad ante la pandemia de coronavirus.

El nuevo espacio, llamado Cuidamos el Museo y te cuidamos a ti, servirá para que el visitante, que deberá llevar mascarilla de forma obligatoria, prepare "con tranquilidad el recorrido recomendado y las obras destacadas". Asimismo, y siguiendo los requerimientos de las autoridades sanitarias, el centro ofrecerá una visita reduciendo un tercio el aforo previsto para cada una de las salas y espacios públicos.

OBJETIVO: EVITAR AGLOMERACIONES

El director del museo, Emmanuel Guigon, ha explicado a Efe que "se ha fijado un máximo de cien visitantes por hora para evitar aglomeraciones, e incluso en salas pequeñas unas marcas en el suelo determinan que no se pueda sobrepasar la presencia de dos, cuatro o seis personas".

Además, se desinfectaran constantemente los puntos de contacto y superficie para garantizar "al máximo la protección de todo el mundo".

TARIFA REDUCIDA HASTA EL 30 DE JUNIO

El museo ha optado por unas "discretas flechas" en el suelo que indican dirección o número de personas que puede haber ante una obra o una vitrina para garantizar la distancia entre personas y "no perturbar la visión de los cuadros".

Se han instalado carteles informativos y hasta el 30 de junio habrá una tarifa reducida para todos los que accedan, a un precio único de siete euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.