En la vida hay momentos en que, para quitarse el estrés que uno lleva encima, no hay nada mejor que salir de casa y quedar con tus amigos o con tu pareja para compartir un momento de felicidad, acompañados de una buena copa de vino. Para que disfutes de los mejores lugares donde poder hacerlo en Barcelona, Metrópoli Abierta ha preparado una lista con los mejores bares de vinos de la Ciudad Condal.

BAR SALVATGE

El Bar Salvatge es una iniciativa innovadora que busca acercar la cultura del vino natural a los vecinos de la ciudad. Ofrecen copas a muy buen precio: de 2,15 a cinco euros. Salen de ocho grifos que van cambiando, más una del vermut de Rubén Parera, que también se ha encargado del interiorismo, donde la madera es la nota predominante. 

Foto del interior del 'Bar Salvatge' / BAR SALVATGE
Foto del interior del 'Bar Salvatge' / BAR SALVATGE

Además, en este establecimiento tan moderno, a parte de tomar un vinito, también dan algo para picar. En su página web informan de que dejan entrar animales en el local.

EL PETIT CELLER

El Petit Celler es el sitio perfecto para los que verdaderamente disfutan tomando una buena copa de vino. De hecho, este establecimiento es una impresionante enoteca dentro de un bar. Lo que lo hace distinto al resto es que cuenta con unas 250 referencias de botellas de todos los rincones del mundo.

Además, otra característica interesante es que, al tener tanta variedad de producto, puede ofrecer uno por un precio asequible u otro por uno más elevado. Por ejemplo, una copa de un buen Burdeos sale por 97 euros. Mientras que, por apenas tres euros, se pueden probar copas de vinos muy buenos, como el Vinyes Velles 2014 Ferrer Bobet.  

MONVÍNIC

Junto a una gran bodega, Ariadna Julián dirige un espacio amplio y contemporáneo, el Monvínic. A parte de la oferta vinícola, el local también cuenta con cocina en forma de tapas y platos de autor. 

Foto de la inmensa bodega del Monvínic / MONVÍNIC
Foto de la inmensa bodega del Monvínic / MONVÍNIC

Sin lugar a dudas, se trata de un espacio donde poder disfrutar de catas de vino dirigidas sobre una cuidada selección de vinos nacionales e internacionales, la inmensa mayoría de ellos, realmente exquisitos.

CAN CISA / BAR BRUTAL

El Bar Brutal mezcla los mejores vinos naturales acompañados de alimentos expuestos a bajas temperaturas. En este establecimiento mandan los marinados y macerados, aunque también los encurtidos, ahumados y curados.

Es un concepto de tapas típicas de bodegas viejas de toda la vida pero más actualizado. Cuenta con una cuidada presentación y es perfecto para lo que realmente hace de este local un imprescindible de la ruta gastro de la capital catalana: los vinos libres de su tienda, Can Cisa.

L'ÀNIMA DEL VI

En L'Ànima del Vi sólo trabajan con vinos naturales, sin aditivos. Por lo tanto, se trata de vinos que han evitado injerencias químicas y manipulaciones del ser humano para que luego lleguen a tu mesa en su punto ideal para ser ingeridos.

'L'Ànima del Vi', por dentro / L'ÀNIMA DEL VI
'L'Ànima del Vi', por dentro / L'ÀNIMA DEL VI

Además, el espacio presenta un estilo muy único que pasa por los muebles, la vajilla, el mármol y una decoración que traspúa una huella claramente modernista

EL DISET

Probar vinos como si fueran pintxos nunca fue tan sencillo. En el Diset puedes optar ya sea por espumosos, por rosados, de agujablancos o por tintos de todos lo rangos y de todas las DO españolas.

Por otra parte, si de repente te entra hambre entre copa y copa, la tabla de ibéricos y el pulpo son dos grandes opciones para los paladares más exigentes. Este local esta ubicado en el transitado barrio del Born.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.