ARCHIVADO EN:

La Semana Santa es la primera época del año en la que podemos disfrutar, de manera oficial, del primer descanso del año. Si eres de los que aprovecha esta época para desconectar, conocer gente o relajarte, hemos seleccionado tres planes alternativos con los que disfrutar de una merecida semana de descanso:

UNA ESCAPADA RURAL SIEMPRE ES UNA BUENA IDEA

Si estás cansado de las aglomeraciones de las grandes ciudades, alquilar una casa rural en algún punto de España puede ser la mejor manera de disfrutar de unos días de desconexión rodeado de naturaleza y tranquilidad. Dentro de nuestras fronteras puedes encontrar diferentes casas y parajes que conseguirán hacer única tu estancia, como el Mirador de Carboneras en Cuenca o la Posada La Pastora en Zaragoza. 

Una bonita casa rural / PIXABAY
Una bonita casa rural / PIXABAY

ACTIVIDADES DEPORTIVAS EN LA NATURALEZA

En la mayoría del territorio nacional, la Semana Santa anuncia la llegada del buen tiempo. Y, antes de que comiencen las aglomeraciones, la practica de actividades deportivas al aire libre puede ser una opción perfecta para desconectar de la rutina diaria. Desde practicar rafting con tus amigos hasta coger una canoa y recorrer algunos de los tranquilos lagos que podemos encontrar en diversos espacios naturales. Y sin olvidar el senderismo o el trekking. ¡Cualquier excusa es buena para disfrutar de una jornada rodeados de naturaleza!

Chica en la cima de una montaña / PIXABAY
Chica en la cima de una montaña / PIXABAY

UN VIAJE A ALGUNA CIUDAD EUROPEA

Si París siempre es una buena idea, en primavera lo es todavía más. La ciudad de la luz es capaz de devolvernos algunas de las estampas más bonitas del año en esta época. Recorrer sus calles sin tener que cargar con un abrigo es un lujo para cualquiera. Y no tener que aguantar las altas temperaturas del verano, ¡todavía más! Otro destino perfecto para esta época del año es Copenhague, una ciudad que no ha adoptado el nombre de Copenhappy por casualidad. Con las bajas temperaturas cada vez más lejos, y habiéndole dado la bienvenida a las más de doce horas de sol al día, la capital de Dinamarca es una de las apuestas más firmes para disfrutar del primer parón del año. Un paseo por sus canales o un picnic en familia en los Jardines de Tivoli son nuestra propuesta para disfrutar al máximo de la felicidad que irradian sus calles. 

Locomotora en un país europeo / PIXABAY
Locomotora en un país europeo / PIXABAY