Desde las instituciones públicas, la ciudad de Barcelona muestra un compromiso especial por la convivencia entre los animales y las personas que disfrutan de su tiempo libre en los espacios públicos de la ciudad. Por ejemplo, actualmente los perros ya pueden subir al transporte público y su entrada está permitida en una gran cantidad de tiendas.

Bajo esta premisa, son muchos los planes que se pueden planificar un día cualquiera para ir acompañados de una mascota. Desde visitar los diferentes entornos naturales que se encuentran en la ciudad, hasta recorrer el Laberinto de Horta. A continuación, vemos una selección con los mejores planes para hacer con mascotas en Barcelona.

UNA VISITA AL PARQUE DE GUINARDÓ 

El Parque del Guinardó es uno de los espacios naturales menos concurridos de la ciudad de Barcelona, posicionándose como la alternativa ideal para cubrir con cualquier animal de compañía. Un bosque muy espeso, con gran vegetación, en el que se puede respirar el aire más puro de la ciudad mientras se tiene acceso a una vista inalcanzable desde cualquier otro punto de la urbe.

Este espacio está especialmente recomendado para cubrirlo con perros o con cualquier otro animal de compañía, gracias a la gran cantidad de canales y fuentes que les permitirán refrescarse en cualquier momento de la ruta. La única precaución que conviene tener en cuenta es que los perros estén acostumbrados a realizar deporte, como consecuencia del esfuerzo que conlleva subir las muchas cuestas que conforman el espacio. 

EL PARQUE DE COLLSEROLA

La visita al Parque Natural de Collserola está especialmente recomendada para todos aquellos que quieren disfrutar de un día en plena naturaleza y con una gran cantidad de kilómetros por cubrir. A diferencia del plan anterior, en Collserola se pueden recorrer una gran cantidad de rutas, de diferentes tipos de longitud, con los que satisfacer las demandas de todos sus visitantes.

Vistas desde el Parque de Collserola / Enfo - CREATIVE COMMONS 2.0
Vistas desde el Parque de Collserola

Una visita con perros a este espacio es una de las opciones más interesantes, gracias a la extensión que permite satisfacer el deseo de hacer deporte de cualquier compañero perruno. Si el can está acostumbrado al ejercicio físico, en este espacio encontrará todo lo que necesita para disfrutar de una jornada inolvidable. En caso contrario, por la tranquilidad del lugar, también es una alternativa a tener en cuenta para dar un agradable paseo en compañía de la mascota.

UNA VISITA A LA PLAYA

La Playa del Llevant de Barcelona cuenta con una zona especialmente acotada para perros y animales domésticos. Una de sus particularidades es que el tramo está separado del resto de zonas para bañistas, por lo que todos los visitantes tendrán la seguridad de que la presencia de los perros no va a incomodar a nadie.

Este rincón de Barcelona es lo suficientemente amplio como para que puedan correr y jugar, siempre y cuando no haya mucha gente, al mismo tiempo que disfrutan del sol y de este entorno de idílico. Es importante tener en cuenta que al aforo está limitado a 100 perros. No obstante, no es habitual que existan problemas de espacio en su interior. 

UN PASEO POR EL CENTRO DE LA CIUDAD

Cada vez más integradora con las mascotas, la mayoría de tiendas del centro de Barcelona permiten la entrada de mascotas. Por lo que ahora es posible acudir a cualquier espacio sin temor a que el animal tenga que quedarse en la puerta, con el riesgo que esto supone. Lo mismo ocurre con los diferentes bares y restaurantes que se encuentran en los diversos puntos que componen el centro de Barcelona, pues el movimiento dog friendly ha tenido un fuerte impacto en la ciudad. 

Otra de las opciones es iniciar un recorrido por los diferentes puntos turísticos con mayor repercusión. Desde la Catedral de Barcelona hasta las estrechas calles del barrio Gótico, pasando por las grandes construcciones de origen modernista, como Casa Battló o La Pedrera, entre otras muchas. La visita a la Sagrada Familia, pese a que no permite la entrada de animales domésticos al interior de su espacio, también es otra opción a tener en cuenta. Al mismo tiempo que se disfrutar del impacto arquitectónico en la zona, por medio de su fachada, los perros pueden jugar en el parque que se encuentra justo en la parte delantera.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.