ARCHIVADO EN:

El carnaval es diversión, trasgresión, poder lucir por unos días el aspecto de aquello que siempre se ha querido ser: superhéroe, personaje de época o un animal determinado. Para dar verosimilitud al disfraz escogido, la parte más importante es la caracterización y ahí todos los elementos cuentan.

Hay que empezar por seleccionar bien el vestuario, pero tanto o más importante son el maquillaje y los complementos. ¿Sería posible disfrazarse de Jack Sparrow solo con un traje de pirata sin sus reconocibles rastas y su inseparable espada? Definitivamente, no.

MENKES

Desde 1950, este establecimiento mítico ubicado en la Gran Vía de les Corts Catalanes lleva ofreciendo caracterización tanto a particulares como a producciones de cine y teatro, entre otro tipo de espectáculos.

Una de sus especialidades más conocidas son los vestidos de época, los cuales, además, van acompañados de accesorios y complementos del más alto nivel. Menkes ofrece la posibilidad de compra o de alquiler de los disfraces.

LA PIMPINELA DE SARRIÁ

La Pimpinela es una de las tiendas de disfraces y vestuario más conocidas de Sarrià-Sant Gervasi, que abrió sus puertas al público en 1986. En estos más de 30 años de trayectoria, se ha especializado tanto en disfraces como en vestuario para otro tipo de eventos, como rodajes de cine, televisión o publicidad.

La Pimpinela tiene un catálogo con un amplio abanico de trajes tradicionales y destaca también por contar con un apartado especial dedicado a los personajes de la saga de Star Wars. Los disfraces están a la venta o son de alquiler, y se ofrece un servicio extra para lucirlo en la mejor ocasión: organización de fiestas. Además del vestuario, pueden proporcionar servicio de catering, camareros o actores infiltrados.

EL RELÁMPAGO

Ubicada en la calle de Torrent de l’Olla, El Relámpago se define como una tienda de “artículos de fiesta y carnaval” porque para ellos es tan importante la decoración de la fiesta, los accesorios y el maquillaje como el traje en sí mismo. Así marca su seña de identidad, que ha mantenido desde su apertura en 1941, y que es conseguir el mejor ambiente y el disfraz más original para cualquier tipo de celebración.

Una de las máximas que definen este negocio es el de tratar de proporcionar alegría de generación en generación y adaptarse a los gustos y necesidades de cada una de ellas. Su última novedad para llegar a los más jóvenes es su incorporación al mundo digital, donde se puede encontrar hasta tutoriales de maquillaje para niños y adultos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.