No se trata solo de lograr la mejor foto para Instagram que haga que todos los seguidores deseen estar con la persona que la hace en ese momento y en ese lugar tan especial. Se trata más bien de encontrar el entorno perfecto para degustar un buen café, disfrutar de una charla tranquila y dejar que el tiempo transcurra en el exterior.

¿Todavía quedan sitios así en Barcelona? Pues sí, y no solo eso, sino que además hay locales que se distinguen por una decoración vintage, creando un ambiente cálido y de confort que hace que los clientes se encuentren como en su propia casa.

THE COFFEE HOUSE

Esta pequeña cafetería familiar ha cogido el relevo a Roast Club Café, en su local ubicado en la calle de València 143. Si el anterior se distinguía por su amplia carta de cafés, The Coffee House no se queda atrás en su oferta de desayunos y meriendas, elaborados con ingredientes de primera calidad.

Asimismo, tratan de diferenciarse con un trato cercano y por una carta con productos de primera calidad, frescos y saludables (zumos, yogures, boles de frutas, ensaladas...), todos preparados en el momento para los comensales más exigentes.  

THE LITTLE BASKET

Ubicado en la calle del Comerç 16, es el “hermano pequeño” del restaurante Picnic, que durante años ha triunfado en el Born. Es un local creado con el mismo encanto y cariño que su predecesor, que busca distinguirse por la calidad de sus productos.

The Little Basket tiene servicio de mesas y de comida para llevar. Entre sus especialidades destacan los zumos recién exprimidos, los sándwiches artesanales, las tostas, las ensaladas y los dulces. Todos ellos elaborados con ingredientes orgánicos locales y libres de plástico en sus envases.

LITTLE FERN BARCELONA

El distrito del Poblenou (calle de Pere IV, 168) cuenta desde hace unos meses con un nuevo local dedicado a la pausa y el descanso  mientras se degusta un buen café. Decorado con tonos pastel y maderas, todos los elementos del Little Fern Barcelona conllevan a la calma.

Destacan en su carta los platos de brunch de distintas partes del mundo y su filosofía de negocio se basa en la de los establecimientos más exitosos de Nueva Zelanda: una combinación de productos saludables de la mejor calidad combinados con una carta de selectos cafés.