Si por algo se caracteriza la ciudad de Barcelona es por su riqueza y variedad a nivel gastronómico. Sin embargo, la gastronomía gastronomía no tiene por qué hacer referencia exclusivamente a los platos típicos que nos ofrece la ciudad. La oferta de bebidas típicas de la ciudad es una de las claves.

A continuación, una selección de las bebidas más características de la capital catalana. Beberse Barcelona en cinco tragos es posible, si sabes cómo.

BEBIDAS TÍPICAS DE BARCELONA

  • Vermut con gas: El vermut es uno de los clásicos por antonomasia de la ciudad de Barcelona. Especialmente en los últimos años, las vermuterías se han convertido en los lugares de reunión preferidos para todos los amantes del buen comer y del buen beber. Y en Barcelona se puede disfrutar en la actualidad de una creciente oferta de éstas.  
  • Cava: Junto con el vermut, el cava es otro de los sorbos más típicos que se pueden disfrutar en la ciudad. Son muchos los locales que se encuentran en la Ciudad Condal que sirven el cava típico barcelonés, con una gran cantidad de marcas y diferentes tipos que ofrecer. 
  • Cerveza Moritz: Los más cerveceros tienen en Barcelona uno de las mejores ciudad de España para disfrutar de su pasión. La capital catalana es una de las pocas ciudades de España que cuenta con una cerveza elaborada íntegramente en el interior en sus fronteras, como la cerveza Moritz, la primera cerveza que nació en Barcelona, concretamente en el año 1856. Además, la firma cuenta en el centro de la ciudad con una fábrica que se puede visitar y degustar los diferentes sabores que ofrece. 
  • Moscatel: El moscatel es otra de las bebidas que, sí o sí, hay que probar en la visita a la Ciudad Condal. Un vino muy seco y aromado, procedente de la uva moscatel, que conforma uno de los principales atractivos de la historia gastronómica de la ciudad. 
  • Zumos naturales: ¿Quién dijo que todas las bebidas de la ciudad tenían que llevar alcohol? En los últimos años, la ciudad de Barcelona se ha convertido en una de las más activas en lo que hace referencia a la elaboración de los diferentes bebidas y zumos naturales que se pueden encontrar en sus calles. En el mercado de la Boquería, uno de los emblemas de la ciudad, se encuentra uno de los puntos de reunión de los amantes de los sabores más exóticos. Con una gran cantidad de puestos especializados en la venta de zumos y bebidas de multitud de colores.