Barcelona es una de las ciudades de España cuya escena de ocio es especialmente dinámica, con el objetivo de dar cabida a las necesidades de todos sus vecinos y los turistas que la visitan de manera regular.

A través de sus diferentes barrios, es posible degustar todo tipo de bares y diferentes locales de ambiente con el que invitar a todas las personas gays que quieren disfrutar de una noche repleta de diversión. Estos son algunos de los locales de ambiente más conocidos. 

PLATA BAR

En pleno corazón del casco antiguo se encuentra uno de los espacios referencia para la comunidad homosexual, el Plata Bar, en carrer de Consell del Cent 233. La discreción y la elegancia son dos de sus principales señas de identidad, alejándose por completo de otras opciones mucho más llamativas.

En su interior no se celebran despedidas ni otras celebraciones, posicionándose como una alternativa muy completa para todo tipo de grupos de amigos, independientemente de su orientación sexual. 

EL CANGREJO

El Cangrejo es uno de los locales más especiales que se asienta en el barrio de El Raval, concretamente en el carrer de Montserrat 9. Uno de los motivos que hacen que se diferencia del resto de bares de ambiente que se encuentran en Barcelona son sus espectáculos de drag queens. 

El Cangrejo es uno de los pubs de ambiente más míticos de la noche barcelonesa, ofreciendo un espacio singular en el que la diversión y las ganas de pasárselo bien no defraudarán a ninguno de sus asistentes. 

MOEEM BARCELONA

La decoración el Moeem es toda una declaración de intenciones para todo lo que sus clientes se encontrarán a lo largo de la noche: paredes pintadas en color lila, multitud de detalles que hacen referencia a las celebraciones del Orgullo Gay y, sobre todo, una selección de música del género pop y dance con las que seducir a todos sus visitantes.

Moeem es uno de los espacios más recomendados para acudir a tomar una copa y disfrutar del buen ambiente que sea en su interior noche tras noche. Para todos aquellos que desean disfrutar de una noche tranquila, sus sofás son toda una declaración de intenciones.