¿Cuántas veces habremos querido decir algo y nos habremos quedado con las ganas porque teníamos esa dichosa palabra en la punta de la lengua? Sin duda es una de las experiencias que más rabia nos dan. A todos nos gusta compartir nuestra opinión sobre los temas que surgen en las conversaciones y cuando no podemos por esta razón nos sentimos totalmente frustrados.

Pues bien, esa sensación de fracaso lingüístico tiene una explicación científica. En un artículo de la BBC, la profesora de Ciencias Lingüísticas Lise Adams ha explicado el porque de este fenómeno. Adams asegura que le pasa a todo el mundo: “es universal y le pasa a todos los hablantes de diferentes lenguas, también a personas de diferentes edades, desde niños hasta adultos”. Como curiosidad la experta ha dicho que no sólo ocurre en los lenguajes orales, en el lenguaje de símbolos también puede pasar.

Esta extraña experiencia, llamada fenómeno de la Punta de la Lengua, sucede cuando no conseguimos acceder a los sonidos que forman las palabras. Conocemos a la perfección lo que queremos decir, pero aunque haya una presencia de activación semántica completa, no llegamos a completar la activación fonológica.

Hay varias hipótesis que según David Facal, profesor de la Universidad de Santiago de Compostela, podrían explicar la interferencia: “La fatiga, el cansancio, la edad o el deterioro cognitivo”. Según los especialistas las personas mayores de 60 años y las que hablan más de dos idiomas, tienen más puntos de sufrir episodios de este tipo. Las segundas tienen más tendencia porque usan los sonidos en los dos idiomas de forma menos frecuente que una persona que solo habla un idioma.

Para evitar este tipo de casos que tanto nos incomodan, los expertos recomiendan mantener una vida intelectualmente activa, leer, escribir, mantener una dieta sana y hacer ejercicio.