La Princesa Leonor ha sorprendido al público hablando en un perfecto catalán. La niña ha dado un emocionante discurso durante los premios Princesa de Girona en Barcelona, en el que su padre el Rey Felipe VI y su madre la Reina Letizia se han mostrado visiblemente orgullosos.

A la pequeña monarca se la podía ver con un rostro iluminado y un semblante feliz, ¿pero hasta qué punto lo es? Hace poco un exconsejero vasco denunciaba a la familia real a los servicios sociales, alegando que Leonor debería estar yendo a clase y no realizando discursos “por la unidad de España”.

UNA ADOLESCENCIA INTERRUMPIDA

Con 14 años la joven se encuentra en el inicio de la adolescencia, pero lejos de llevar unos tejanos, una sudadera y unas bambas, luce un traje chaqueta de tejido Chanel y unas manoletinas bastante clásicas.

Leonor es como Rapunzel, sin quererlo está encerrada en una torre llamada monarquía de la que no va a poder salir. ¿Y me pregunto, a alguien le parece lícito imponer un trabajo burocrático a una menor?