ARCHIVADO EN:

Versace, Gucci, Dolce & Gabbana, Balenciaga, Philipp Plein o Fendi; estas son algunas de las firmas de lujo preferidas de Leo Messi. El capitán del Barça es un apasionado de la ropa de marca, y sus estilismos --muchas veces estrambóticos-- lo demuestran. Le encanta destacar, para ello cuenta con personas de confianza que le ayudan a mostrar la imagen que proyecta. 

MESSI, EL "CHONISMO" PERSONIFICADO 

BMagazine ha hablado con la asesoría de imagen barcelonesa, Quémepongo, para descifrar las claves del estilo del astro argentino y descubrir que es lo que transmite con sus looks

Montse Guals, gerente del espacio de imagen personal, lo tiene claro: Messi es choni. Aunque afirma que su estilo ha mejorado con el tiempo: "ya no es aquel hombre con aspecto aniñado", confirma que no está bien asesorado estilísticamente hablando. "Su infancia fue humilde, por eso al tener tanta riqueza viste de manera explosiva y recargada, creo que no lo ha sabido gestionar", opina. 

Está considerado como el mejor jugador de fútbol, es un deportista imparable, sus jugadas son celebradas por todo el mundo, pero su manera de vestir le resta en gran medida. "Es una persona con muchísimo dinero, tanto que invierte una gran parte en ropa de firmas carísimas. En las tiendas de lujo le venden lo que quieren, pero no tiene planta como para ponerse cualquier cosa", explica la asesora de imagen personal. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi) el

LA ROPA NO LE AYUDA 

"Messi sabe combinar, pero no tiene estilo. No cumple la regla de menos es más y se pone todo lo que encuentra", dice Guals. "Es un fanático de los accesorios recargados y contundentes: con brillos, perlas, bordados y piedras preciosas, pero el resultado es extravagante". La asesora detalla que el exagerado volumen de piezas que lleva hace más honor a las firmas que a su propia persona: "El argentino queda empequeñecido con tanto detalle, si fuera más simple se le podría prestar más atención y no se desviarían las miradas a sus conjuntos". 

Al igual que muchos de sus compañeros de profesión, Leo Messi siempre opta por la ropa llamativa de las firmas más ostentosas. Montse Guals explica a BMagazine que el jugador del Fútbol Club Barcelona no debería escoger según que marcas, ya que todas van destinadas a un tipo de cuerpo distinto: "Gucci, Dolce o Versace hacen productos pensados para cuerpos esbeltos y delgados, por eso el centrocampista debería optar por Armani, Celine o Prada, que realizan piezas más finas y sencillas que realzarían su figura y suavizarían su look". 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Que linda visita !! Una alegría volver a verte @andresiniesta8

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi) el

MENOS ES MÁS 

Otro de los consejos que recomiendan desde el espacio de imagen personal ubicado en la calle París, es que Leo Messi debería priorizar: "en la mayoría de ocasiones el delantero opta por vestir de arriba a abajo con prendas llamativas que le restan personalidad, por lo que combinar un jersey más excéntrico con un tejano liso y sin roturas sería una buena opción". 

También están en desacuerdo por el constante uso de chándales por parte del argentino: "ser deportista no significa tener que ir siempre con chándal, debería guardarlos para el fin de semana, pero seguramente se deba a las marcas de ropa deportiva que le pagan millones porque luzca sus prendas". 

Físicamente, para la asesora de imagen Monste Guals, Messi ha dado un cambio de 360 grados: "la barba espesa le aporta madurez y su peinado va a la moda y es bonito", pero hay algo que no aprueba: "Para mí los tatuajes han de tener un significado, y han de estar en el lugar indicado, pero el jugador de fútbol ha decorado sus brazos y sus gemelos con miles de tribales y dibujos sin sentido, que le dan un aspecto quillo y barriobajero". 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi) el

UN DIAMANTE EN BRUTO 

Las tonalidades elegidas por el capitán del Fútbol Club Barcelona tampoco son las adecuadas. Por su tipo de piel y el color de su cabello, debería llevar azules eléctricos, tonos frambuesa o verdes botella que realzaran su tez blanca y luminosa. Por contra, Messi suele llevar blancos cálidos, que no contrastan con su piel, y negros intensos que le restan vitalidad

Para la estilista, Messi es un diamante en bruto que ha empezado a pulirse, pero que todavía no tiene brillo propio. Su estilo "casual extremado" es un buen comienzo, pero necesita suavizarlo para que, por fin, su aspecto físico se imponga a los brillos de su ropa.