El pasado 13 de marzo por la tarde Facebook, Instagram y Whatsapp dejaron de funcionar. Una caída parcial de su servicio en todo el mundo hizo que la sociedad entrase en cólera. Las dificultades de conexión empezaron a advertirse poco antes de las cinco de la tarde y tuvieron incidencia en gran parte de Europa, América, India, Malasia y Filipinas. A diferencia de otras ocasiones no se trató de un bloqueo completo, sino que los usuarios afectados podían acceder a las aplicaciones, pero estas presentaban contenido antiguo, todo un #throwbackthursday que no hizo ni pizca de gracia

the office GIF

Instagram impedía la posibilidad de subir fotografías, una acción que muchos llevan a cabo de manera religiosa a diario, y Facebook no permitía hacer posts, una acción común para expresar la opinión de muchos. La causa de la caída de las aplicaciones que pertenecen a la empresa de Mark Zuckerberg todavía se desconoce. Facebook negó que se tratara de un ataque DDoS, es decir, un ataque de denegación de servicio, aunque todos los expertos consultados por medios estadounidenses señalaban en esta dirección. 

En definitiva, sea la causa que sea muchos de los usuarios de estas redes sociales se han pronunciado exigiendo que no vuelva a ocurrir. Como si les fuese de vida o muerte algunos pasaron un mal trago durante la inactividad de estas.

Parece ser que las redes sociales han dejado de ser un medio de comunicación para convertirse en una necesidad vital para muchos. El postureo solo existe si las redes sociales nos ayudan a difundirlo, sin ellas somos completos extraños para el mundo y todas nuestras acciones son invisibles. 

kim kardashian selfies GIF